Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE duda de que el 'banco malo' no cueste nada y alerta contra la interferencia en el precio de los pisos

Critica que Rajoy vuelva a gobernar por decreto y sin debate con la oposición
La secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez-Piñero, y el portavoz económico de los socialistas en el Congreso, Valeriano Gómez, han expresado este viernes las dudas de su partido de que el 'banco malo' que se creará a raíz de la reforma financiera que ha aprobado el Consejo de Ministros no vaya a costar nada, tal y como ha dicho la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y han alertado además de las interferencias que este organismo puede provocar en los precios del mercado inmobiliario.
En rueda de prensa en la sede de la calle Ferraz, Rodríguez-Piñero ha afirmado que el PSOE "no estará nunca a favor de una solución de 'banco malo' que socialice las pérdidas de la burbuja inmobiliaria", algo que no sabe cómo garantizará el Gobierno.
Además, ha destacado que frente a las palabras de la vicepresidenta, que ha afirmado que "no le costará ni un euro a los contribuyentes", el titular de Economía, Luis de Guindos, se ha limitado a señalar que "se minimizarán los costes". "No es lo mismo", ha destacado.
Por ello, ha lamentado que el Ejecutivo no haya dado más detalles sobre cómo se está diseñando la Sociedad Gestora de Activos (SGA), en particular en aspectos "clave" como la fórmula de participación de inversores privados o la metodología para valorar los precios, de la que dependerá que el 'banco malo' sea solvente y la carga que se impone a las arcas públicas para el saneamiento del sector.
"Cuanto más bajo sea el valor, más posibilidades de que en la venta se pueda recuperar el dinero, pero también será mayor la necesidad de recapitalización en las entidades financieras y, dado que este banco se convertirá en la principal inmobiliaria del país, tendrá una capacidad de decisión en los precios determinante y presionará una bajada de precios en todo el mercado", dijo.
"Sería muy preocupante que se pueda llegar a una situación donde se genere una pérdida tal en los precios de los activos inmobiliarios que haya una bajada generalizada para todas las viviendas", ha alertado la diputada.