Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE propone una excedencia de un año con reserva de puesto de trabajo para poder montar un negocio

Propone limitar al 1% las retenciones de IRPF de los nuevos profesionales que facturen menos de 12.000 euros anuales
El PSOE ha presentado este miércoles sus propuestas para facilitar el trabajo de autónomos y pymes, entre las que se incluye una para crear un nuevo tipo de excedencia para montar un negocio que se podría solicitar durante un tiempo máximo de un año durante el que el trabajador por cuenta ajena tendría reservado su puesto de empleo.
En el documento, que recoge Europa Press, los socialistas afirman que en cuanto haya un nuevo gobierno se constituirá un grupo de expertos en el seno del Pacto de Toledo para que haga una propuesta efectiva de reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) de la Seguridad Social, que se pueda aplicar ya desde 2017.
Entre las medidas que se incluirían en esta reforma, el PSOE propone la 'Excedencia para Emprender' para que las personas que trabajen por cuenta ajena y decidan iniciar un proyecto empresarial tengan asegurado su puesto de trabajo durante al menos un año.
FLEXIBILIZAR LA TARIFA PLANA
Además, también creen que se debería "flexibilizar" el acceso a la tarifa plana de 50 euros para autónomos, a la que actualmente sólo pueden acogerse los nuevos trabajadores por cuenta propia o quienes no han estado dados de alta en este régimen durante al menos los cinco años previos.
Así, quienes hayan "tenido que abandonar la actividad por causas justificadas" deberían poder solicitar de nuevo la tarifa reducida al comenzar una nueva actividad, una pretensión que coincide con las reivindicaciones de colectivos de autónomos como ATA, que creen que el plazo de cinco años debería reducirse considerablemente a un máximo de año y medio o dos años.
En relación con las cotizaciones sociales, el PSOE también incluye en su propuesta poner en marcha un nuevo sistema proporcional a los ingresos reales, aprobar fórmulas de cotización para el autónomo a tiempo parcial, regular el autónomo de 'vocación de no habitualidad' o 'complementariedad económica' o permitir cotizaciones por los días efectivos de trabajo y no por todo el mes.
Igualmente, defiende que se autoricen hasta cuatro cambios anuales de base de cotización o hacer trimestral el pago de las cotizaciones y que se reduzca la penalización por el retraso de los pagos de las cuotas sociales, reduciendo el 20% de recargo por retrasos de 24 horas y extendiéndolo al menos a cinco días desde el fin del plazo.
IMPUESTOS Y PRESTACIONES
En relación con el marco fiscal, los socialistas creen que los autónomos deben poder declarar el IVA anual durante el primer año, con posibilidad de extenderlo a un segundo; y que las retenciones por IRPF a los nuevos profesionales con menos de 12.000 euros anuales de rendimiento neto durante los dos primeros años de actividad debería ser del 1%.
Además, abogan por flexibilizar los requisitos para acceder a la prestación por cese de actividad y por reformar la capitalización de la prestación por desempleo para que cualquier parado, independientemente de su edad, pueda utilizar ese dinero para montar un negocio.
Implantar "mecanismos ágiles" de compensación de las deudas con Hacienda o la Seguridad Social cuando haya administraciones públicas que deban dinero a los autónomos, y reducir y simplificar los trámites y costes burocráticos para crear una empresa en un día --extendiendo y generalizando, por ejemplo, la tramitación telemática a todas las operaciones, el silencio administrativo positivo y la Declaración responsable-- son otras de las propuestas electorales del PSOE.
PYMES MÁS GRANDES
Ante el problema del reducido tamaño de las pymes españolas, que dificulta su supervivencia en coyunturas de crisis, los socialistas recuperan propuestas de la campaña de diciembre como elevar de 6 a 20 millones de euros el umbral para poder pagar el Impuesto de Sociedades y el IVA de forma fraccionada, o utilizar los umbrales de presentación de cuentas abreviadas para poder acogerse a auditorías abreviadas.
También mantienen otras iniciativas como revisar la Ley de Segunda Oportunidad para eliminar los cinco años durante los que se pueden reclamar las deudas si cambia sustancialmente la situación del deudor y para dar a los créditos públicos el mismo tratamiento que se les da en los concursos mercantiles.
Una novedad es, sin embargo, la intención del PSOE de luchar contra la morosidad empresarial impidiendo que las empresas que tengan deudas pendientes puedan desgravarse como costes o descontarse el IVA de las facturas no pagadas. En la misma línea, aprobará un régimen sancionador y exigirá cumplir los plazos máximos de pago para poder contratar con la administración pública.
MEJOR FINANCIACIÓN
Para favorecer la financiación de las pymes, se impulsarán los préstamos participativos y desde capital riesgo público para la diversificación y el crecimiento de las pymes, se hará que el ICO comparta riesgos con la banca privada y se lanzará un Fondo Estratégico de Innovación y Reindustrialización (FEIR) público-privado para inversiones en capital riesgo y capital semilla específicos para la innovación y los sectores prioritarios.
El PSOE también pretende impulsar el 'crowdfunding' mejorando la transparencia para que los inversores asuman menos riesgos y aumentando los límites de inversión, actualmente fijados en 5 millones para proyectos destinados a inversores profesionales y en 2 millones por plataforma, 3.000 euros por proyecto y 10.000 euros por conjunto de plataformas para los no profesionales.
Apoyar a los 'business angels' con un tratamiento fiscal favorable para las plusvalías y un régimen especial de stock-options para las start-ups también forma parte de las ideas socialistas en esta materia.
Asimismo, se promoverá una legislación que "facilite y regule" los burós de crédito, centrados sobre todo en individuos y pymes "cumplidores"; y se creará un fondo de circulante y de descuento de facturas con aportaciones de capital del ICO, del BEI y de inversores privados para facilitar liquidez a corto plazo a compañías solventes que tienen cerrada la financiación bancaria.
MIL START-UPS TECNOLÓGICAS AL AÑO
Por último, el PSOE lanzará una Estrategia Nacional de Impuesto a los Emprendedores Tecnológicos con medidas fiscales, regulatorias, financieras y de apoyo a medio plazo que permitirá crear un millar de start-ups tecnológicas en cada ejercicio de la legislatura.
Igualmente, permitirá que los autónomos acogidos a la Segunda Oportunidad puedan beneficiarse de todos los incentivos y medidas de apoyo de los nuevos emprendedores y creará una 'Visado start-up' a "coste simbólico y mínimos trámites" para atraer emprendedores extranjeros con proyectos de nuevas tecnologías.
En el mismo sentido, centralizará todos los organismos vinculados con la internacionalización en 'España Global', reforzará el ICEX, aumentará a 500 millones al año la dotación del FIEM, potenciará el CESCE y abrirá una línea especial del ICO de avales y garantías para licitaciones públicas en terceros países.