Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE trata de frenar la fusión del Instituto de Administración Pública con otros entes

El PSOE ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para tratar de frenar la fusión del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP) con otros organismos autónomos porque cree que dicho proceso, en el que ya estaría trabajando el Gobierno, "perjudicará las posibilidades y la calidad de la formación de los empleados públicos, que tienen y que deben tener un organismo único encargado de esa tarea".
La portavoz de Administraciones Públicas de los socialistas en el Congreso, Maritxell Batet, defiende en su iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, que el capital humano "es el elemento más valioso de las administraciones públicas", por lo que "sin una institución formativa fuerte y específica se estará debilitando el principal activo" de la función pública.
Por ello, la diputada catalana rechaza el proyecto de real decreto en el que estaría trabajando el Ejecutivo para integrar en un organismo autónomo el INAP, el Centro de Estudios Jurídicos, el Instituto de Estudios Fiscales y el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales. Una fusión que "ni siquiera se contemplaba" en el informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA), según recuerda.
FORTALECER EL ORGANISMO
De hecho, el Instituto cuenta actualmente con un Plan Estratégico General 2012-2015 que pretende mejorar el funcionamiento del organismo, que durante sus 70 años de vida "ha sabido adaptarse a los tiempos y ha contribuido a la dignificación de la función pública", según recuerda Batet.
Un trabajo con el que ha conseguido "consolidarse como una referencia española e internacional en su ámbito" a través, por ejemplo, de la selección de miles de funcionarios de diferentes cuerpos, de la formación de parte importante de los empleados públicos españoles, de sus publicaciones y estudios sobre el sector, o de las redes de colaboración técnica que ha fomentado entre diferentes administraciones nacionales e internacionales, particularmente con Latinoamérica.
Por eso, Batet cree que hay que seguir adelante con este trabajo y por eso con su iniciativa reclama que se "fortalezca el papel institucional del INAP en el ámbito nacional e internacional" de modo que se pueda "generar conocimiento y reflexión de alta calidad para la toma de decisiones y el diseño de políticas públicas, vincular la formación y la selección a las necesidades reales de la Administración, a las competencias profesionales de los funcionarios y a su carrera profesional; y convertir el Instituto en el centro de excelencia en formación de directivos públicos".
COMPARECENCIA DEL DIRECTOR DEL INAP
Junto con la proposición no de ley, la responsable socialista también ha registrado en la Cámara Baja una solicitud para que el director del INAP, Manuel Arenilla, comparezca ante la Comisión parlamentaria de Hacienda para presentar el grado de ejecución del Plan Estratégico 2012-2015.
Asimismo, ha presentado una batería de preguntas escritas para que el Gobierno "aclare cuáles son sus intenciones respecto a este Instituto". Entre otras cosas, la diputada catalana quiere saber en qué estudios y análisis se ha basado la decisión de suprimir y fusionar los organismos mencionados, incluido el INAP.
Batet quiere saber también por qué esta posibilidad no se menciona en el informe CORA, que sólo planteaba integrar determinados servicios y actividades de los entes que ahora se fusionarán y no hacía referencia a la posibilidad de integrarlos en un "macro-organismo" que "ni siquiera incluye al conjunto de las escuelas y centros de formación de la Administración", al dejar fuera por ejemplo a la Escuela Diplomática o al Centro de Estudios Económicos y Comerciales.
"¿Es consciente el Gobierno del papel que desempeña el INAP como líder de una red de escuelas de formación de empleados públicos dentro y fuera del territorio español? ¿Qué tiene previsto para mantener este liderazgo con la nueva regulación?", continúa la diputada, que también desea conocer datos sobre los empleados de los organismos a fusionar y del nuevo ente, las funciones que tendrá y las que se dejarán de realizar o el ahorro que se conseguirá con el proceso.
Por último, pregunta si se ha planteado "algún tipo de reforma en materia de selección de empleados públicos, especialmente en el caso de los cuerpos directivos de la Administración", y cómo funcionará el nuevo organismo en este sentido. Asimismo, se interesa por si el modelo de super-organismo con "presidencia rotatoria y diferentes rangos para la misma, dependencia funcional de distintos departamentos competentes y una gerencia única para la gestión y las actividades" que podría aplicarse al ente fusionado se ha probado "con éxito" en alguna administración española o europea.
"¿Qué organización tomará las decisiones sobre los programas de las convocatorias para las pruebas de acceso y los cursos selectivos de acceso a la función pública? ¿Tiene previsto el Gobierno concentrar la actividad formativa para los empleados públicos de todos los departamentos en el nuevo organismo? ¿Cómo se abordará la selección para el acceso a la Administración local?", concluye.