Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

PSdeG critica que Feijóo tardó "50 horas" en visitar el fuego de Valdeorras, fruto del "abandono" de la zona

Pide "transparencia informativa" en materia de fuegos y urgen planes municipales de prevención
La portavoz socialista de Medio Rural en el Parlamento gallego, Sonia Verdes, ha criticado este miércoles la actuación del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, por visitar la comarca ourensana de Valdeorras "50 horas después de haberse iniciado" el fuego que calcinó unas 1.600 hectáreas.
Como ha sostenido la diputada del PSdeG en un comunicado, este incendio fue "fruto de un completo abandono" del medio rural por parte del Gobierno gallego, que ha ejemplificado con los "recortes" en las ayudas a explotaciones y el "desmantelamiento" de las políticas de prevención.
En cuanto a la visita del mandatario autonómico a la zona, Verdes ha hecho hincapié en que se produjo cuando ya había "cinco viviendas calcinadas" y ha censurado sus anuncios sobre los medios de extinción que se destinarían porque "la tragedia había arrasado ya más de 1.500 hectáreas".
A renglón seguido, la parlamentaria autonómica ha reclamado medidas para "paliar" los daños producidos por el primer gran incendio de este verano en Galicia, así como para los afectados por todos los fuegos que se produzcan.
INCENDIOS POR LOS RECORTES
A respecto de la gestión de los incendios, Sonia Verdes ha instado a la Xunta a promover la puesta en marcha de planes municipales de prevención y, en esta línea, ha urgido un dispositivo "permanente y profesionalizado" y "transparencia informativa".
Con estos objetivos, la diputada socialista ha registrado una proposición no de ley en la que demanda una dotación mínima de cuatro millones de euros para estas "colaboraciones" con los ayuntamientos, que permitirían mantener las franjas de protección para la gestión de biomasa en el entorno de los núcleos rurales.
Finalmente, ha criticado el recorte de 22 millones de euros en prevención de incendios y ordenación de producciones forestales llevado a cabo por la Xunta, así como el de siete millones en la dotación de los dispositivos de extinción.