Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento gallego aprueba por unanimidad la comisión para investigar las cajas

PSdeG y BNG temen "un nuevo paripé" de los populares y exigen que el órgano sea "útil" y sirva para que no se repitan "los mismos errores"
Los tres grupos que integran el Parlamento de Galicia --PPdeG, PSdeG y BNG-- han aprobado por unanimidad la creación de una comisión de investigación sobre las antiguas cajas de ahorro y Novagalicia Banco. La oposición ha recordado que los populares pasaron "nueve meses negándose" a dar este paso y ha exigido que trabaje "de inmediato", mientras que el portavoz del PPdeG en el Pazo do Hórreo, Pedro Puy Fraga, ha evitado concretar plazos, para añadir que se seguirá el procedimiento regulado en la Cámara y asegurar que "habrá transparencia".
"Hay que convocar la Xunta de Portavoces y la Mesa. A ver si van a decir que es una comisión totalitaria", ha apuntado Puy Fraga, en alusión a las críticas que los populares recibieron por parte de socialistas y nacionalistas en relación a los plenos celebrados este jueves a petición del Grupo Parlamentario del PPdeG y de la Xunta. Por su parte, tanto el portavoz del BNG en el debate, Carlos Aymerich, como la parlamentaria socialista María José Caride, han defendido que este órgano debe trabajar ya en agosto.
El texto de la iniciativa constata que este órgano evaluará la evolución económico-financiera de las antiguas cajas --Caixa Galicia y Caixanova--, así como las "responsabilidades" de su actual situación, incluyendo las indemnizaciones millonarias de sus exdirectivos. Todos los grupos han coincidido en que es necesario "saber qué ocurrió" y que se depuren responsabilidades, si bien la oposición ha criticado la "tardanza" del PP en posibilitar que se active la comisión.
Por su parte, Puy Fraga se ha reafirmado en que éste es el momento "adecuado", al entender que se ha despejado la "incertidumbre" sobre el futuro de Novagalicia y su recapitalización. Así, antes de proclamar que "es una necesidad democrática saber qué pasó con las cajas y si hay responsables", ha aludido a la "línea de crédito" habilitada por la Unión Europea (UE) para las entidades bancarias.
"¿Qué ha cambiado en estos nueve meses? ¿Cuál ha sido su recapitalización privada?", ha replicado la portavoz socialista en el debate, quien ha advertido que el PP no sólo se negó en este periodo a activar la comisión, sino que "ni siquiera hubo la oportunidad" de preguntar al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el Pazo do Hórreo por "lo ocurrido" en las cajas gallegas.
Así las cosas, ha acusado a los populares de "inutilizar" el Parlamento, "desvirtuarlo y menospreciarlo" y, a modo de argumento, ha señalado que la Cámara autonómica tuvo que ver cómo exdirectivos como Fernández Gayoso comparecían antes en el Congreso de los Diputados o cómo "actuaba" la Fiscalía --en relación a las indemnizaciones y a las preferentes, por ejemplo-- mientras el Parlamento gallego "permanecía en silencio".
AUDITORÍA Y PRESENCIA DE FEIJÓO
Tras echar en cara al PP sus "nueve meses de irresponsabilidad", María José Caride ha asegurado tener la sensación de que los populares buscan "un nuevo paripé" y ha anticipado que "lo primero" que van a pedir los socialistas es la auditoría encargada por el Gobierno gallego que avaló la fusión y que "sólo conocen", ha advertido, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su Ejecutivo.
"Si quieren demostrar que esto no es un paripé ni una fechoría más, debería traerla esta tarde el señor Feijóo debajo del brazo", ha esgrimido, para añadir que los socialistas demandarán que comparezca él y "todos los de la foto" en la que el mandatario sale celebrando la fusión con José Luis Méndez, Julio Fernández Gayoso y otros exdirectivos de las antiguas cajas. También ha demandado que se agilicen los plazos para que los directivos pendientes de intervenir en la Cámara baja comparezcan antes en el Pazo do Hórreo.
"Queremos una comisión de investigación, que realmente trabaje, que sea útil a Galicia y que permita no repetir errores", ha demandado, antes de añadir que es necesario "dar explicaciones" a los ciudadanos "estafados fraudulentamente" en la compra de participaciones preferentes, a los que "no tienen crédito" y a las empresas que "necesitan una entidad que trabajen por ellos".
"BENEFICIAR A UNOS POCOS"
En la misma línea, frente al modelo norteamericano de investigación al que aludió Puy Fraga en su intervención, Carlos Aymerich ha avisado de que el BNG prefiere el de Islandia, que derivó en "cambios en el sistema financiero, político y social". De este modo, ha insistido en que el órgano debe ser "útil" y favorecer "cambios" y ha reivindicado que hay "alternativa" a la situación actual, apostando por "la banca pública gallega".
Por otra parte, en su intervención, el portavoz nacionalista ha incidido en la necesidad de aclarar por qué se permitió que las cajas "actuasen como bancos" y apostasen "por la especulación y por el ladrillo". Al tiempo, ha incidido en que, ya que se va a sanear la banca "con el dinero" de los ciudadanos, debería impulsarse un banco "público" y agrupar un patrimonio inmobiliario público en vez de preparar las entidades para "venderlas al mejor postor".
"Sí hay alternativa, pero ustedes están aquí para lo que están, que es para beneficiar a unos pocos", ha sentenciado el nacionalista, quien se ha preguntado "para quién trabaja el Gobierno" y ha aludido a una supuesta comida entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, Alberto Núñez Feijóo, y el empresario Manuel Jove, en A Estrada, a la que aluden al menos dos blogs en la red. "¿A quién representa su Gobierno?", ha espetado.
SEGUIR EL PROCEDIMIENTO
Frente a la desconfianza de la oposición, Puy Fraga ha garantizado que la comisión va a "trabajar" y ha añadido que lo hará "con transparencia". También ha enfatizado que se seguirá el procedimiento habitual para poner en marcha el órgano en la Cámara autonómico, aludiendo a la necesidad de que la active la Xunta de Portavoces y la Mesa.
Una vez activada formalmente, los grupos todavía deben decidir qué diputados van a trabajar en la misma y realizar un plan de trabajo, solicitar la documentación que consideren necesaria y articular la lista de comparecientes, antes de que quienes finalmente sean citados puedan acudir a la Cámara y dar las explicaciones requeridas.