Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pastor insiste en llamar al diálogo para lograr el "fin común" de acabar la ampliación del Canal de Panamá

Reitera que las empresas y la Autoridad del Canal siguen trabajando para hallar una solución y que el papel del Ejecutivo es de "mediador"
La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha ratificado este sábado que las empresas del consorcio adjudicatario de las obras de ampliación y la Autoridad del Canal de Panamá siguen trabajando para resolver el conflicto y ha vuelto a llamar "al diálogo y al entendimiento" para lograr el "fin común" de acabar la infraestructura.
"Las partes siguen dialogando y el propio presidente de Panamá ha dicho que el tema sigue para adelante con independencia de que afecta a un grupo de empresas de varios países y a un Canal del que la Constitución panameña dice que es independiente del Gobierno", ha remarcado, en declaraciones a los medios en la inauguración de las obras de rehabilitación del castillo de Santa Cruz, en A Guarda (Pontevedra).
Pastor ha incidido en que los diferentes gobiernos implicados han trabajado "desde el primer momento" para contribuir a la búsqueda de una solución con el objetivo de que una obra que "va a ser signo de la ingeniería española más avanzada" pueda finalizarse. "Y eso es lo que yo deseo", ha apostillado.
No en vano, ha subrayado que igual que en la vida personal "hay muchos problemas de todos los tipos" ocurre lo mismo "en la vida pública", para añadir que "no hay nada que no se resuelva o, al menos, que no se resuelva una buena parte" si fructifica "el diálogo y el entendimiento".
"RIQUEZA PARA TODOS LOS PAÍSES"
Por ello, ha llamado una vez más y al igual que en otros "problemas vinculados" con su departamento "al diálogo y al entendimiento" para lograr "un fin común: que el Canal se termine", toda vez que significará "riqueza para todos los países". A modo de ejemplo, ha esgrimido que todos los puertos del Atlántico verán "aumentado su volumen".
Preguntada sobre si la solución tendrá un coste para el Gobierno de España, ya recordado su papel de ministra de Fomento y ha remarcado el papel de "mediador" del Ejecutivo tras incidir en que el conflicto surge "entre empresas privadas y la autoridad del Canal de Panamá".