Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pedro Sánchez se reunirá con Moscovici este jueves, antes del Consejo Europeo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantendrá este jueves una reunión bilateral con el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, horas antes de que comience el Consejo Europeo en el que se tratarán la solución al 'Brexit' y el problema de los refugiados, pero en el que también se refrendarán las recomendaciones sobre la política económica de la Eurozona.
En el marco de la reunión previa que los socialistas europeos suelen mantener antes de estas cumbres de los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, Pedro Sánchez tiene previsto encontrarse con el también socialista Pierre Moscovici, una figura clave en la decisión final sobre los objetivos de déficit que tienen que cumplir los Estados miembros.
En dicho encuentro, es previsible que Sánchez plantee al comisario sus propuestas económicas de Gobierno, incluyendo su deseo de que Bruselas flexibilice la senda de consolidación fiscal acordada con España, que prevé la reducción del déficit al 2,8% el año que viene, lo que permitiría al país salir del Procedimiento de Déficit Excesivo.
VARIOS PARTIDOS PIDEN FLEXIBILIDAD
Sin embargo, este objetivo supondría ajustes presupuestarios adicionales de unos 20.000 millones de euros, dado que la Comisión considera que España ha incumplido el objetivo de 2015 (fijado en el 4,2%) y que con el Presupuesto aprobado para este año tampoco se conseguirá el ajuste comprometido.
Dado que tanto el PSOE como otras formaciones políticas --incluido Podemos y Ciudadanos-- creen que ese ritmo de ajuste es contraproducente para el país, pretenden solicitar una senda más relajada.
En el caso de los socialistas, se comprometen a que el déficit quede en el 1% en 2019, aunque no precisan los compromisos anuales, mientras que Podemos pretende dejar el desequilibrio fiscal en 2,2% del PIB al finalizar la legislatura.
Ciudadanos, por su parte, ha reiterado en diferentes ocasiones su compromiso con la consolidación fiscal pero quiere que el Ejecutivo comunitario conceda a España un año más para reducir el déficit por debajo del 3%, y así se lo hizo saber el responsable de su programa económico, Luis Garicano, a miembros del equipo de Moscovici durante su viaje a Bruselas de la semana pasada.
HASTA RAJOY ABRE LA PUERTA
Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, cree que las diferencias entre España y la Comisión sobre las previsiones de déficit público "se pueden remediar", y ha considerado posible dejar el saldo negativo de las cuentas por debajo del 3% en 2016.
De hecho, incluso el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, dejó el pasado miércoles abierta la posibilidad de negociar con Bruselas nuevos objetivos al afirmar que el Ejecutivo comunitario actúa con "inteligencia y flexibilidad" con los estados miembros que están comprometidos con la consolidación fiscal, como ha demostrado España en los últimos años.
Sin embargo, sus palabras fueron contestadas esa misma tarde por responsables comunitarios como el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, o el propio Moscovici, que insistieron en que España tiene que ajustar el Presupuesto de 2016 para cumplir sus compromisos porque en ningún caso tendrá más flexibilidad.
Esa réplica motivó un cambio de postura en el presidente en funciones, que horas después afirmó con rotundidad que para él la estabilidad presupuestaria es "un requisito 'sine qua non' para que haya crecimiento y empleo" por lo que mientras siga al frente del Gobierno el país "seguirá haciendo esfuerzos para ir corrigiendo el déficit público".
"Creemos que la Comisión Europea hace bien cuando advierte a los países que es fundamental tener poco déficit e ir reduciendo la deuda pública, porque eso permite tener economías competitivas y que los países progresen. A partir de ahí, las dificultades concretas de un año u otro se hablará o no con la Comisión en su momento", apostilló el dirigente 'popular'.