Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pescanova eleva su beneficio semestral un 3,2%, hasta 15,6 millones, por las ventas en el extranjero

Pescanova ha obtenido un beneficio atribuido de 15,66 millones de euros en el primer semestre, cifra un 3,26% superior a la del ejercicio anterior, gracias al crecimiento de su cifra de negocio y del resultado de explotación, según informó este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Las ventas de Pescanova crecieron casi un 6,9% entre enero y junio, hasta los 667,9 millones de euros, debido al aumento de sus ventas en el extranjero y a la buena evolución del consumo de productos del mar congelados en España, siendo éste último el sector de alimentación que experimentó un mayor crecimiento en el semestre.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) de Pescanova se situó en 76,5 millones de euros, un 12,3% por encima del primer semestre de 2011, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) creció un 17%, hasta los 47,5 millones de euros.
La facturación procedente de los mercados exteriores creció un 11,3%, con un avance del 4,8% en la Unión Europea y del 17,9% en el resto del mundo. Pescanova destacó especialmente el comportamiento de las ventas en Estados Unidos, China y Japón.
La compañía de alimentación también atribuyó sus resultados al hecho de que las "elevadas" inversiones realizadas en años anteriores "están comenzando a dar los resultados esperados".
Así, confió en que 2014 sea el ejercicio de "plena maduración" de las inversiones en cultivos de rodaballo en Europa, así como las correspondientes a salmónidos y a la producción propia de langostino vannamei.
CONFÍA EN MANTENER "TENDENCIA ALCISTA" EN SUS RESULTADOS.
Pescanova destacó asimismo la buena evolución de los costes de explotación en los productos en los que opera, tanto en capturas como en cultivos, debido, entre otros factores, a la mejora del precio de materias primas, como el petróleo o componentes de piensos, y a la mejora de los precios de compra de las mismas.
El grupo confió en que el crecimiento de las ventas y los resultados continúen con su "tendencia alcista" durante el resto del ejercicio, basándose en la "positiva evolución" tanto de la actividad pesquera como de la actividad marquista y la "previsible evolución favorable" de la UE y el euro.
Durante el primer semestre, Pescanova fortaleció su estructura financiera mediante la suscripción de una nueva emisión de obligaciones convertibles por valor de 160 millones de euros, con vencimiento final en 2019. La compañía empleó 60 millones de euros de dicha emisión en la recompra de obligaciones emitidas anteriormente, con vencimiento en 2015 y 2017.