Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Plan de lucha contra el fraude laboral ha permitido ahorrar 15.600 millones y aflorar 360.000 empleos

La ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, ha avanzado este jueves que el plan de lucha contra el fraude laboral y a la Seguridad Social ha supuesto un ahorro de 15.600 millones de euros hasta el pasado mes de abril para el sistema desde su puesta en marcha en 2012, y ha permitido aflorar 360.000 empleos irregulares.
Así lo ha señalado Báñez durante su intervención en la clausura de la presentación del 'Informe Infoempleo Adecco 2015', en la que ha explicado que el plan ha supuesto también la conversión de 202.000 contratos temporales irregulares en indefinidos, así como detectar más de 5.000 empresas ficticias que defraudaban al sistema.
Báñez ha defendido que el empleo de calidad "empieza por un contrato", ya que sin él "no hay derecho ni a salario mínimo, ni a jornada máxima, ni a vacaciones, ni prestación por desempleo", siendo el empleo irregular "el mayor ataque a la calidad del empleo".
En este sentido, ha señalado que desde el Gobierno han trabajado "sin descanso" en la lucha contra el fraude laboral, una "prioridad" para la que se han incrementado los medios humanos, cambiando leyes para subir sanciones y persiguiendo de manera "decidida" la economía sumergida.
"El fraude es nocivo para toda la sociedad, empezando por el trabajador, que trabaja sin derechos, continuando por las empresas, porque se produce una competencia desleal entre las que cumplen y las que no, y hay un perjuicio para el sistema de bienestar social porque no se contribuye al mantenimiento del mismo", ha agregado.
UN "CAMBIO ESTRUCTURAL" EN EL EMPLEO.
De igual forma, Báñez ha valorado el dato del informe Infoempleo Adecco que muestra que la oferta de empleo se disparó un 15,1% el año pasado, lo que supone un "signo de la recuperación" y evidencia que se producen ofertas "en todas las provincias, en todos los sectores y en todos los grupos de edad".
En esta línea, ha destacado que una de cada dos personas que sale del desempleo en Europa, lo hace en España y que los últimos datos de paro y afiliación a la Seguridad social son un "acicate" para seguir perseverando "en la buena recuperación que vive España".
Así, ha aseverado que España está "a mitad del camino" al haber recuperado ya 1,5 millones de puestos de trabajos del total de tres millones destruidos durante la crisis, si bien en el caso del empleo femenino ya se ha recuperado en su totalidad. "El empleo femenino es el primer empleo recuperado en España", con 110.000 mujeres más trabajando, ha recalcado Báñez, quien ha destacado que se han recuperado también 220.000 empleos autónomos del total de 390.000 destruidos por la crisis.
La ministra en funciones ha afirmado que el cambio en el mercado de trabajo "no es coyuntural", sino "estructural", ya que España es capaz de crear empleo a partir de tasas de crecimiento del 1%, cuando anteriormente necesitaba al menos un 2,5%.
"No hay recuperación más social que transformar todo ese crecimiento económico en creación intensa de oportunidades", ha apostillado Báñez, quien también ha explicado que ese cambio "estructural" se constata en que se genera empleo a todos los niveles, y empleo para los jóvenes "desde el primer momento", con una tasa actual de afiliación a la Seguridad Social del 6%, el doble que la general.
Igualmente, ha defendido la importancia de la calidad en el empleo, haciendo hincapié en que la contratación indefinida a tiempo completo crece a un ritmo del 18% y el 75% del total de puestos de trabajo son indefinidos, un 7% más que al inicio de la crisis. "Estamos avanzando, superando una crisis muy destructora de oportunidades y lo hacemos con cambio estructural, creando empleo de más calidad", ha enfatizado.
TRES MEDIDAS PARA "PERSEVERAR" EN LA CREACIÓN DE EMPLEO.
No obstante, la titular de Empleo en funciones ha dicho que desde el Ejecutivo son "inconformistas", ya que la recuperación del empleo está "a mitad de camino" y queda "mucho por hacer". Por ello, ha avanzado que sus tres "ideas" para perseverar en la recuperación pasan por seguir facilitando la contratación indefinida, extendiendo el mínimo de 500 euros en la cotización indefinida a cuatro años, ya que la medida ha contribuido a crear 600.000 contratos fijos.
El equipo de Mariano Rajoy también pretende extender la tarifa plana de 50 euros hasta un año y horarios laborales "más racionales", con iniciativas "novedosas" que tiendan a fijar el fin de la jornada de trabajo a partir de las 18 horas de la tarde.
En cuanto a los salarios, Báñez ha afirmado que los sueldos han subido de manera "moderada" en los últimos años, pero los trabajadores han ganado poder adquisitivo desde 2014, de forma que ha abogado por trabajar por el "reto compartido" de conseguir "más y mejores salarios", algo "compatible" con la creación de empleo. "España está en marcha, el empleo ha llegado para quedarse pero conviene seguir sumando certidumbres para llegar al gran objetivo de 20 millones de personas trabajando", ha concluido.