Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Plataforma contra la Morosidad pide la creación de un régimen sancionador con multas de hasta 900.000 euros

España es el tercer país de la UE con plazos de pago más dilatados (99 días), por detrás de Grecia (110) e Italia (103)
La Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMCM) ha pedido la creación de un régimen sancionador por incumplimiento de pagos por parte de las empresas que complemente la Ley 15/2010 contra la Morosidad y que establezca multas de entre 300.001 euros hasta 900.000 euros para infracciones "muy graves".
La organización ha presentado esta propuesta junto a un estudio comparativo de la morosidad en Europa, que ha realizado con datos de Intrum Justicia, de Crédito y Caución y del Banco Mundial, en el que desvela que las empresas españolas son las terceras de la UE con plazos de pago más dilatados (99 días), por detrás de las griesgas (110) y las italianas (103).
El presidente de la plataforma, Rafael Barón, ha afirmado que la morosidad es un problema "estructural" de la economía española, "que está haciendo que las empresas sean menos competitivas que las de su entorno". Además, para Barón la morosidad tiene un doble coste para España: financiero y de servicios, "porque en España se paga más a las empresas que proporcionan servicios que en el resto de Europa".
Por ello, PMCM ha instado al nuevo Gobierno que salga de las urnas el próximo 20 de noviembre a que ponga en marcha este régimen sancionador, que contempla diferentes cuantías de multas según el tipo de falta que se cometa.
Para las faltas consideradas "leves" (las que pacten plazos de pago que excluyan los periodos vacacionales), la multa oscilaría entre 6.000 y 30.000 euros; para las "graves" (que excendan en 20 días los plazos legales de pago), la cuantía sería de entre 30.001 euros hasta 300.000; mientras que para las "muy graves" (las que superen en más de 60 días el plazo legal), las multas irían de 300.001 hasta 900.000 euros.
CERRAR EMPRESAS QUE REINCIDAN
Además, este régimen sancionador contempla la posibilidad de que las comunidades autónomas puedan decretar el cierre temporal de las compañías que hayan reinicidido tres veces en infracciones "muy graves".
La intención de la plataforma es que en España haya un marco de cobro "similar al de su entorno" para conseguir competitividad empresarial. Según Barón Crespo, las empresas españolas "no han podido demostrar si son o no competitivas porque el problema de la morosidad no les ha dejado", por lo que ha abogado por la implantación de un régimen "que ponga al país en pleno siglo XXI".
El presidente de la organización ha señalado que todos los partidos políticos se han comprometido a ponerlo en marcha si llegan al Gobierno, aunque ha advertido de que, de momento, "sólo son palabras" y que habrá que ver qué ocurre tras el 20 de noviembre.
Aunque PMCM ha elogiado la Ley 15/2010, "porque supuso un hito histórico al ser la primera vez que se reconoció que pagar por encima de los plazos de pago establecidos es ilegal", considera que hacen falta una serie de sanciones que sigan el modelo francés, "que es un paradigma de lucha contra la morosidad", según ha expresado el portavoz de la plataforma, Antonio Cañete.
LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS PAGAN EN UNA MEDIA DE 153 DÍAS
El estudio comparativo muestra que las administraciones públicas españolas pagan en una media de 153 días, con un retraso de 66, y sólo son superadas por las italianas (186 días) y las griegas (163).
Para el presidente de PMCM, en los países del sur de Europa (España, Italia, Grecia y Portugal) hay una cultura de pago "basada en que no pagar es de listos", que se debe cambiar por la que impera en el centro y norte del continente, "donde las administraciones tienen unos plazos de pagos que no superan los 30 días".
Además, Barón ha recordado la "deuda histórica" que tienen las administraciones públicas españolas con las empresas, "que según han cifrado algunas instituciones sería de unos 48.000 millones de euros", y que sufren sobre todo las pymes, "que son las que realmente llevan el peso de la economía del país".
La organización considera que uno de los puntos "más curiosos" del estudio es que España es el único país de la UE que paga mejor en el mercado exterior que en el interior, algo que se debería, según PMCM, "a las imposiciones que recibe desde fuera".
No obstante, la plataforma ha destacado que, para seguir siendo un buen pagador en el extranjero, España debe tener fortaleza interna, "lo que pasa por acabar con el problema de la morosidad".