Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pocoyó pedirá autorización para una nueva emisión de bonos convertibles en acciones

Zinkia Entertainment, la productora de Pocoyó, solicitará autorización para una nueva emisión de obligaciones o bonos convertibles en acciones con el fin de captar recursos ajenos estables y hacer frente a futuras necesidades adicionales de financiación "con agilidad", según ha señalado este viernes la compañía.
Dada la actual dificultad de acceso a los mercados financieros y en el marco de la adopción de las medidas convenientes para la estabilidad financiera de Zinkia, la firma ha subrayado que las obligaciones convetibles resultan una "forma eficiente" de financiación en términos de coste o de emisión, eventualmente, de nuevo capital.
"Dotando al consejo de de administración de la flexibilidad que la ley permite, se pone a disposición de la sociedad un mecanismo rápido y eficaz de financiación con el que foralecer su balance, reforzar su estructura financiera e, incluso, acometer iniciativas de inversión y crecimiento que, dadas las especiales circunstancias económicas actuales, puedan resultar de interés estratégico para el interés social", ha subrayado la productora.
Para ello, la firma ha convocado una junta general extraordinaria de accionistas, que se celebrará el próximo 11 de febrero para que dé el visto bueno a esta nueva emisión dentro del plazo máximo de cinco años, después de que el pasado 31 de octubre decidiera acogerse al preconcurso de acreedores tras renunciar a la emisión de deuda que había anunciado a principios de ese mes.
En concreto, la productora de Pocoyó anunció el lanzamiento de una emisión de obligaciones simples a tres años por un importe de 7,78 millones de euros, que fue aprobada por la CNMV, pero ésta cuestionó la remuneración de la emisión y advirtió de que la empresa no contaba a corto plazo con liquidez suficiente para pagar sus deudas.
Asimismo, el principal accionista de Zinkia Entertainment, la sociedad Jomaca 98, propiedad del presidente de la productora, José María Castillejo, ha sido declarada en concurso voluntario de acreedores por los Juzgados de lo Mercantil de Madrid, según informó la firma a finales del año pasado.
En concreto, Castillejo, socio fundador de la productora de Pocoyó, controlaba a través de la sociedad Jomaca 98 el 64,7% del capital social de la compañía. El otro principal accionista de Zinkia es el empresario mexicano Miguel Valladares, con una participación del 11,2%.