Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Podemos recaudará 5.000 millones en cuatro años de los bancos para que devuelvan del rescate

Nacho Álvarez admite que en el medio plazo se plantearían adquirir el 36% de Bankia que aún sigue en manos privadas (((Rogamos a nuestros abonados corrijan la siguiente noticia por un error de la fuente informante sobre la cifra de recaudación estimada. Lamentamos las molestias)))
Nacho Álvarez admite que en el medio plazo se plantearían adquirir el 36% de Bankia que aún sigue en manos privadas
(((Rogamos a nuestros abonados corrijan la siguiente noticia por un error de la fuente informante sobre la cifra de recaudación estimada. Lamentamos las molestias)))
Podemos pretende recaudar 5.000 millones de euros en cuatro años de las entidades financieras mediante su Impuesto de Solidaridad, de modo que contribuyan a devolver 40.000 millones de euros del rescate europeo a lo largo más de tres décadas, quedando los 20.000 millones que se usaron para rescatar Bankia en manos de los contribuyentes dado que se pretende que dicha entidad sea el polo de una nueva banca pública.
El responsable económico de la formación morada, Nacho Álvarez, ha explicado durante un desayuno informal con periodistas que su propuesta pasa por que todos los bancos españoles contribuyan a devolver el rescate financiero europeo mediante un nuevo impuesto sobre sus beneficios --no se articularía por tanto a través del Impuesto de Sociedades-- cuyo tipo impositivo aún estaría por definir.
"Todos los bancos han recibido ayudas de diferentes tipos, pero además el conjunto del sector se ha beneficiado de la intervención pública", ha explicado, justificando así que las entidades que no fueron rescatadas también queden sujetas a este gravamen, con el que en ocho legislaturas se pretenden recaudar 40.000 millones de euros, lo que a su entender no pondría en riesgo la viabilidad de ningún banco.
NUEVA BANCA PÚBLICA
Los restantes 20.000 millones de euros, que se corresponden aproximadamente con los fondos públicos destinados a Bankia, los tendría que devolver el Estado dado que Podemos aboga por que la entidad que preside Ignacio Goirigolzarri permanezca en manos públicas y funcione con un modelo similar al de las entidades regionales alemanas, dedicándose fundamentalmente a financiar a las pymes españolas.
Esto exigiría renegociar con Bruselas las condiciones del Memorándum de Entendimiento (MoU) del rescate financiero para que ni Bankia ni Banco Mare Nostrum sean devueltos al ámbito privado. En cualquier caso, Álvarez ha reconocido que su formación no plantea la compra del capital social de Bankia que está en manos privadas, y que actualmente asciende a un 36% aproximadamente.
No obstante, Podemos no descarta que en el futuro, "a medida que la entidad gane solvencia y rentabilidad", se opte por seguir ese camino. "Seguramente haya que ir en esa dirección para consolidar la banca pública", ha admitido el responsable económico, indicando que ese panorama se plantea "a medio plazo" aunque sin entrar en más detalles.
REESTRUCTURAR LAS DEUDAS PRIVADAS
Podemos no cree contar con mucho apoyo de otras formaciones políticas como el PSOE en este asunto, lo mismo que sucede con otra de sus propuestas electorales más relevantes: la reestructuración de la deuda privada hipotecaria.
Una idea que pasa por que los hogares cuya renta no supere en tres veces al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) --unos 1.598 euros mensuales actualmente-- puedan beneficiarse de una revisión del valor de su hipoteca para que se acerque al valor real de su propiedad.
Aunque Álvarez ha reconocido que "ésta es una medida que no puede aplicarse a todo tipo de hipotecas" porque tendría un efecto desmesurado en los balances de las entidades financieras, no ha precisado a cuántas familias podría llegar ni qué coste tendría finalmente.
Además, ha admitido que está por definir qué tipo de condiciones se exigirían más allá del nivel de renta, avanzando que podrían fijarse otros requisitos como haber sufrido una pérdida significativa de ingresos en los últimos años, que la vivienda haya sufrido una importante caída en su valor de mercado o que el valor facial de la hipoteca no supere un cierto umbral.
En cualquier caso, ha subrayado que el objetivo de la medida es que "el coste del pinchazo de la burbuja no lo asuman sólo los hogares" y poder liberar parte de los recursos familiares para que se destinen a consumo. Además, Podemos aboga también por una revisión normativa que dé cabida a la dación en pago retroactiva y que "facilite" las reestructuraciones de deuda.