Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular triplica la cifra de inmuebles vendidos tras la alianza con Värde Partners y Kennedy Wilson

El Banco Popular ha triplicado la venta de inmuebles en los dos primeros meses del año respecto al mismo periodo de 2013 tras la alianza realizada a finales del ejercicio con Värde Partners y Kennedy Wilson, según ha anunciado el consejero delegado de la entidad, Francisco Gómez.
Durante su intervención en unas jornadas financieras organizadas por Deloitte, Gómez ha precisado que en estos dos meses se han cerrado ventas por 131 millones de euros, frente a los 46 millones del año pasado, lo que supone un incremento del 185%.
Debido a operaciones como esta, los dos primeros meses del año han sido "los mejores" en datos de morosidad para el banco desde que se inició la crisis. "Las dos primeras semanas de marzo mantienen esa tendencia", ha apuntado Gómez.
El consejero delegado ha recordado que la "exitosa" alianza estratégica con Värde Partners y Kennedy Wilson generó unas plusvalías para el banco de 710 millones de euros. Con ellas, buscaron mejorar la gestión a través de sinergias con socios especializados en el sector inmobiliario, acelerar la venta de activos improductivos para mejorar la liquidez y el capital e incluso dar servicios a terceros y generar plusvalías que "han superado las expectativas de mercado".
ENTORNO DURO PARA EL NEGOCIO BANCARIO
El 'número dos' del Popular ha hecho un repaso por la situación actual del banco y de la economía en general y ha destacado que la crisis ha dado paso a la recuperación económica, pero ha matizado que el entorno sigue siendo "duro" para el negocio bancario. "Hay que ser prudentemente optimistas", ha añadido.
Gómez ha recordado que España lleva siete años sufriendo la crisis, cuyo impacto ha sido tan extraordinario" que aún se oye hablar de su fin "con mucha cautela". Sin embargo, ha indicado que a día de hoy ya existen indicadores que muestran una mejora y un cambio de tendencia, aunque ha matizado que aún se tardará "un tiempo" en alcanzar el final.
En este contexto ha ubicado también el nacimiento de la Unión Bancaria, algo que considera "fundamental" para que la normativa financiera sea más "predecible y sostenible". "Cuanto más se acorten los plazos, mejor será recibida en los mercados y antes se terminará con la fragmentación financiera que está dañando la Eurozona", ha sentenciado.
Por ello, ha señalado que no hay que escatimar esfuerzos en sacar adelante la Unión Bancaria. "Reguladores y supervisores deben potenciar que nosotros (los bancos) traslademos financiación a la economía real. Para ello, la normativa debe ser clara, homogénea y segura", ha concluido.