Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Popular, convencido de que superará "por completo" los test de estrés del BCE

Ron afirma que el banco está "preparado" para entornos adversos y señala que a día de hoy superaría el test de Oliver Wyman en el peor escenario
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron, se ha mostrado convencido este viernes de que la entidad superará "por completo" los test de estrés a los que se enfrentará la banca europea a final de año y ha recordado que, a día de hoy, pasaría la prueba de esfuerzo que en 2012 hizo Oliver Wyman incluso en el escenario adverso.
Los test de estrés que el Banco Central Europeo (BCE) realizará a las entidades financieras a final de este ejercicio exigirá un ratio de capital del 5,5% en el escenario adverso, una condición que Ron considera "exigente". Pese a ello, ha dicho que el banco está "muy muy preparado" para entornos así.
En rueda de prensa de presentación de los resulta de cierre del ejercicio, el consejero delegado, Francisco Gómez, ha recordado que en solo dos años el Banco Popular ha sido capaz de generar 2.430 millones de euros por encima de los previsto en el test de estrés de Oliver Wyman y ha insistido en que la entidad supera el escenario adverso de estas pruebas de esfuerzo. "Nos encontramos en disposición de afrontar cualquier requerimiento normativo en cuestión de capital", ha sentenciado.
Por su parte, Ron ha aclarado que Popular "nunca" criticó los resultados del test de Oliver Wyman, pero sí ha destacado que le perjudicó la consideración "tan negativa" que hacía del negocio de pymes.
"Era un test de estrés que tenía un 1% de posibilidades de cumplirse. Lo que ha ocurrido es que no se ha cumplido y el banco se ha beneficiado de su enfoque hacia las pequeñas y medianas empresas porque seguimos apostando por ellas pese a los difícil del entorno", ha apuntado.
Finalmente, se ha mostrado muy tranquilo ante el efecto que pudieran tener los nuevos test de estrés europeos sobre la banca española, ya que el sector superó unas pruebas "muy duras" hace dos años. "Ya hemos pasado por una revisión de la calidad de los activos. Las expectativas de la economía española hoy son mejores que las de 2012", ha concluido.