Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Portugal mejora sus objetivos de déficit para 2013, al situarse cerca del 5%

Portugal cerró 2013 con un déficit en las cuentas públicas de alrededor del 5% del PIB, porcentaje inferior al objetivo del 5,5% recogido en el Programa de Ajuste Económico y Financiero, según informó el ministro de Presidencia y Asuntos Parlamentarios, Luís Marques Guedes.
Según datos provisionales, el déficit de las administraciones públicas se situó en 2013 en los 7.151,5 millones de euros, inferior en 1.748,5 millones de euros a la meta de 8.900 millones de euros acordada con la 'troika' --la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)--.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del Gobierno luso, Marques Guedes señaló que, aunque el dato exacto no se conocerá hasta marzo, se puede decir "con tranquilidad" que el presupuesto se ejecutó "muy bien y con efectos positivos".
Sin embargo, incidió en que aún queda un camino "de esfuerzo y de rigor" por delante que recorrer, ya que no hay margen adicional de maniobra mientras el déficit siga siendo del 5%. Así, recalcó que esto indica que el Estado "sigue gastando 7.151 millones de euros más de lo que recauda en ingresos".
En un comunicado, el Ministerio de Finanzas añadió que los datos publicados por la Dirección General de Presupuestos están justificados por la "capacidad demostrada del control del gasto y por el buen comportamiento de la recaudación de ingresos tributarios y contribuciones", aspectos que ayudan a aumentar la credibilidad sobre la consecución de los objetivos para 2014.
En concreto, remarcó que los ingresos fiscales del Estado aumentaron un 13,1% en 2013 en comparación con el año anterior, hasta los 36.253 millones de euros, gracias fundamentalmente a una mejoría de la actividad económica "más rápida y generalizada" de lo que recogían las previsiones del Gobierno, así como a los resultados de la nueva estrategia del Ejecutivo contra el fraude y la evasión fiscal.