Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prevén que las economías de México, Argentina, Brasil, Chile y Venezuela empeoren

Las economías de México, Argentina, Brasil, Chile y Venezuela sufrirán un mayor descenso en su desempeño económico en el marco de la crisis financiera internacional, según un informe divulgado hoy por el Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA).
Bajo el título "La acentuación de la crisis económica global: situación en impacto en América Latina y el Caribe", el documento subraya el "empeoramiento generalizado" del crecimiento económico en la región respecto de 2008.
El organismo citó previsiones sobre la caída del Producto Interno Bruto (PIB) en la región de la firma estadounidense JP Morgan (2,2 por ciento) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) de entre 0,5 y 1 por ciento.
Destacó las estimaciones de JP Morgan respecto a las "caídas pronunciadas" que se prevén en las economías de México (-4%), Argentina (-3%), Brasil (-1,5%), Chile (-1,5%) y Venezuela (-0,5%).
"En América Latina y el Caribe los primeros efectos en gran escala de la crisis se dejaron sobre los mercados financieros y monetarios", señaló el SELA, con sede principal en Caracas.
El informe institucional aseguró que la expansión de la crisis financiera hacia otros ámbitos de la economía interna y el deterioro del comercio y los flujos internacionales de capital son los que han transmitido la crisis generada en las principales economías del mundo hacia a los países en desarrollo.
Ello provocó el desplome de las bolsas de valores de la región latinoamericana y caribeña en concordancia con el desempeño de los principales mercados de acciones del mundo, que se acompañó de "bruscas y sucesivas" devaluaciones de las monedas locales y de una disminución de los montos de reservas internacionales.
"Hoy se reconoce que el estallido y gravedad de la crisis no fueron previstas", destacó el SELA, que criticó a los Gobiernos y a los organismos internacionales, que "tienen entre sus funciones precisamente hacer el seguimiento de la economía mundial y anticipar y prevenir la aparición de las crisis".
Además, consideró "prioritario" evaluar las medidas adoptadas, discutirlas y redefinir estrategias para "avanzar en la coordinación, vinculación e integración de América Latina y el Caribe".