Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Principal proveedor de piedra de Cemex en Buñol entra en concurso de acreedores con un pasivo de 4,6 millones de euros

La empresa Francisco Díaz Corbín Construcciones y Servicios S.L. (FDC), principal proveedor de piedra de Cemex en la planta de Buñol (Valencia), se encuentra en concurso voluntario de acreedores, con un pasivo de 4,6 millones de euros, y ha elaborado un plan de viabilidad a ocho años para asegurar el futuro de la compañía.
En un comunicado, la empresa ubicada en Buñol achaca esa situación a la crisis del sector de la construcción, que ha llevado a disminuir un 28,52 por ciento las toneladas extraídas de las canteras en 2011 con respecto a 2008, año del inicio de la crisis.
En concreto, en esos cuatro años, la facturación de FDC ha caído un 50 por ciento por esas mismas causas.
Desde la dirección de la empresa confían en un plan de viabilidad "realizado de forma concienzuda y con el apoyo de expertos economistas y abogados", según las mismas fuentes.
La empresa, ubicada en Buñol, se dedica a la explotación de canteras en exclusiva para la multinacional del cemento Cemex, en la actualidad cuatro en Buñol, Ribarroja y Villena, aunque ha llegado a explotar dos más para la cementera mexicana y otra en propiedad.
"SEGUIR ATENDIENDO PEDIDOS CON NORMALIDAD"
Según las mismas fuentes, Cemex nutre su planta de cemento blanco de Buñol "exclusivamente del material que le suministra FDC" y la mercantil valenciana "está cumpliendo sus compromisos para que el abastecimiento no sufra ningún contratiempo".
Al respecto, apuntan que "el redimensionamiento de la empresa a la situación actual, en cuanto a plantilla y maquinaria permite seguir atendiendo los pedidos de Cemex con normalidad y estabilizar la situación económica de la compañía".
El plan de viabilidad puesto en marcha para superar el concurso se basa en tres puntos principales, un recorte salarial en la plantilla durante tres años, una negociación con Cemex para lograr una duración de contratos que cubra el plan de viabilidad y un convenio con los acreedores para el pago aplazado de la deuda pendiente.
RECORTE SALARIAL PROPORCIONAL CON COMPROMISO DE DEVOLUCIÓN
Según informa la empresa, la primera fase "se ha cubierto con éxito" dado que la mayoría de la plantilla votó a favor del recorte salarial durante tres años, con el compromiso de devolución a partir de julio de 2015 y proporcional al salario.
Así, los que cobran menos de 20.000 euros anuales "no ven mermado su salario" y, a partir de esa cifra, se han elaborado unos baremos que van desde el 10 hasta el 30 por ciento de recorte salarial para las retribuciones más altas.