Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Proveedores de Abengoa buscarán ayudas públicas y privadas para mitigar el impacto de la quita del 60% fijada

La Asociación de Proveedores y Subcontratistas del grupo de empresas Abengoa SA (Aprosab) tratará de buscar y gestionar ayudas, tanto de carácter público como privado, para "mitigar el impacto" que sobre esos proveedores y subcontratistas supondrá la quita del 60% finalmente planteada por la multinacional andaluza.
Fuentes de Aprosab han explicado a Europa Press que este viernes la empresa les ha remitido por escrito lo anteriormente transmitido verbalmente, de forma que la quita de la deuda con proveedores finalmente se establece en un 60%.
El 40% restante se mantiene como deuda, de los que el 30% del total de la deuda con proveedores se cobraría antes del 30 de junio de este año y el diez por ciento restante del total se cobraría en 12 meses en junio de 2017.
"Ya se ha despejado el horizonte de la propuesta de Abengoa, por lo que ahora se abre un período negociador para ver qué margen de maniobra tenemos dentro de esa propuesta, y que responda al plan de viabilidad de la multinacional", han agregado fuentes de Aprosab, quienes apuntan que se va a tratar de "negociar dentro de los márgenes de maniobra que tiene la empresa dentro de su plan de viabilidad".
En ese sentido, fuentes de Aprosab han precisado que ahora tratarán e intentarán gestionar ayudas, tanto procedentes del ámbito privado como del ámbito público para mitigar ese impacto y que permitan a las empresas proveedoras soportar ese impacto.
En ese sentido, la asociación, formada por un grupo de subcontratistas y proveedores liderado por EFC Group, cree que "la forma de que se puede gestionar cualquier tipo de ayudas es consiguiendo que la asociación coja masa crítica, lo cual permitiría representar a muchas compañías y un importante volumen de empleo y así poder tramitar y gestionar esas ayudas".
Aprosab asimismo va a intentar involucrar a las administraciones públicas "para que habiliten garantías a la hora de otorgar un plazo para devolver esta deuda, pues ahora mismo, con esta quita, se generan pérdidas directas para las empresas proveedoras, por lo que la única forma de mitigarla es negociar con el margen que da la compañía".
"Trataremos de solicitar las ayudas para mantener y gestionar la viabilidad de las empresas, y que esas ayudas sean capaces de absorber ese impacto", han añadido.