Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont acusa al Estado de haber "dimitido" de invertir en infraestructuras en Cataluña

Albiol abandona el acto al escuchar las críticas al Gobierno
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha acusado al Estado de haber "dimitido" de su responsabilidad de invertir en infraestructuras de movilidad en Cataluña y ha afirmado que proyectos como el del tramo sur de la línea 9 del Metro de Barcelona han sido posibles gracias al esfuerzo de la Generalitat y de las administraciones locales.
En un discurso con motivo de la inauguración de la línea 9 del Metro, Puigdemont ha afirmado que esta infraestructura es la expresión de un esfuerzo colectivo y de que en un momento de recursos muy limitados se ha sabido dar respuesta a las necesidades de movilidad, aunque ha sido muy difícil.
"En este contexto de grandes esfuerzos de la Generalitat y de la administración local, el Estado ha dimitido de sus responsabilidades en las inversiones de movilidad e infraestructuras: no lo hemos tenido o no lo hemos tenido lo suficiente", ha afirmado Puigdemont.
El presidente catalán ha lamentado que el gobierno central haya reducido "en un 40% sus aportaciones a la financiación del transporte público, pasando de 150 millones a 95 millones".
Según Puigdemont, la sostenibilidad del sistema ha sido gracias al esfuerzo de los ayuntamientos, que han aumentado enormemente su aportación más que doblando a la del Estado: "Si no hacemos las infraestructuras no nos las hacen", ha señalado.
Ante un auditorio de más de 800 personas en el que estaba el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, el presidente catalán ha recordado los problemas de puntualidad de los trenes Regionales de Renfe y las incidencias en el servicio de Rodalies, en contraposición al funcionamiento de los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), y ha reiterado la demanda de la Generalitat de asumir la gestión de todo el servicio de Rodalies
"A parte de tener la responsabilidad, hemos entendido que había que invertir en mantenimiento y allí donde nos ha tocado gestionar a nosotros la responsabilidad de un buen servicio, allí hay resultados", ha añadido Puigdemont, cuyas palabras han provocado que se marchara del acto el presidente del grupo parlamentario del PP en Catalunya, Xavier García Albiol.
En cuanto al nuevo tramo sur de la línea 9 del Metro, Puigdemont ha dicho que es una infraestructura "largamente reivindicada que, a pesar de no estar acabada, hace un salto de gigante, conectando la universidad, la Fira, el aeropuerto y tres municipios".
Puigdemont ha reiterado el compromiso del gobierno catalán de proseguir las obras del ramal sur de la línea 10 con la previsión de que entre en servicio en 2017.
Antes de los discursos, Puigdemont ha hecho un viaje inaugural acompañado por el vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras; el expresidente de la Generalitat, Artur Mas; el conseller de Territorio, Josep Rull; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín; y el del Prat de Llobregat, Lluís Tejedor.