Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont asegura ante empresarios que la CUP no tiene "ninguna influencia" en el Gobierno catalán

Insiste en que es el momento de "independencia o decadencia"
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este viernes ante los empresarios que asisten a la 27 Trobada al Pirineu que la CUP "no tiene ninguna influencia en el Govern".
Ante preguntas de los asistentes, ha afirmado que el acuerdo de gobierno es de Junts pel Sí: "El programa de Govern sigue punto por punto el de la mayoría. Que nadie sufra, la opción de Govern es el grupo parlamentario", ha afirmado, tras su discurso de inauguración del encuentro que se celebra en La Seu D'Urgell desde este jueves.
Ha remarcado que no hay Presupuestos porque el presupuesto tendría que ser el de otro grupo parlamentario de haber seguido adelante, algo que su grupo ha considerado que no se puede pasar.
Puigdemont ha admitido que no le gusta que un gobierno pierda la mayoría --"no me gustaría tampoco mirar hacia otro lado y dar la sensación de que no ha pasado nada"-- y ha asegurado que por ética democrática pedirá al Parlament si esta mayoría, ahora caducada, existe o no.
Puigdemont ha insistido en que la elección de Cataluña es "independencia o decadencia" y que se puede decidir que la situación actual está bien, pero ha de gustar porque durará muchos años.
"Si alguien cree que lo mejor para Cataluña es lo que tenemos ahora se habrá de casar porque durará muchos años" ha afirmado en su discurso, en el que ha insistido en que detrás de la mejora de la economía catalana respecto a la de otras zonas, como la de Madrid, está el coraje de Cataluña como país.
"En 2016 seguramente tendremos un elemento diferencial en relación con economías con las que competimos, en creación de empleos en el primer trimestre tenemos datos distintos a Madrid", ha dicho, tras recordar que Cataluña crea 25.000 puestos de trabajo mientras Madrid destruye 28.000.
Aludiendo al lema del encuentro empresarial, 'Decidir en un mundo incierto', ha considerado que el problema de la incertidumbre es que no se puede decidir sin adaptase a la nueva realidad insistiendo en que las realidades cambian, gusten o no.
"Los países cambian, agrade o no, hace 70 años el mapa de países de Europa no tenía nada que ver con el mapa de hoy; es una realidad innegable y el problema no es ante eso quedarse incierto sino quedarse indeciso", ha dicho.
Ante este escenario, Carles Puigdemont ha animado a los empresarios a tener en cuenta la naturaleza de esta jornada, apelando a que la fórmula para acabar con la incertidumbre sea la decisión, y les ha pedido coraje para continuar tomando decisiones en la buena dirección.