Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quabit Inmobiliaria recorta un 43% sus 'números rojos' en el primer semestre

Quabit Inmobiliaria registró una pérdida neta de 19,84 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar en un 43,3% los 'números rojos' contabilizados un año antes, según informó la compañía.
La cifra de negocio de la inmobiliaria que controla y preside Félix Abánades se multiplicó por más de tres (+246%) en los seis primeros meses, hasta 339,7 millones, gracias a las ventas de suelo y viviendas realizadas en el marco de la refinanciación de su deuda.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue positivo en 3,3 millones de euros, frente al importe negativo de 8,15 millones de un año antes, "por el incremento del margen de las operaciones de venta formalizadas" y la reducción de gastos operativos.
Por áreas de negocio, la de promoción y venta de viviendas facturó 22,90 millones de euros, un 66,5% menos. En los seis primeros meses, Quabit entregó, y por tanto facturó, 66 viviendas, y prevendió otras 68. De esta forma, ha logrado reducir en un 9% su 'stock' de pisos pendientes de comercialización, hasta las 617 unidades.
De su lado, la división de gestión de suelo generó ingresos por 315,7 millones, gracias a dichas operaciones de cesión de activos en el marco de la refinanciación.
A cierre del pasado mes de junio, Quabit soportaba un endeudamiento neo de 995,3 millones de euros, lo que supone una reducción del 28% en comparación a la de diciembre de 2011.
La compañía destacó el acuerdo de refinanciación de su deuda alcanzado en este primer semestre que, según subrayó, "no sólo ha mejorado la situación del endeudamiento financiero, sino que además plantea una cobertura razonable de las necesidades de liquidez a medio plazo y una capacidad operativa más flexible".
"Con todo ello, Quabit obtiene un sólido respaldo para desarrollar su actividad, plantearse el desarrollo de nuevos proyectos y adaptar su estructura financiera a las actuales condiciones del mercado", asegura la inmobiliaria.