Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Quintás ve pérdidas en el sistema financiero español en los dos próximos años

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro, Juan Ramón Quintás. EFE/Archivotelecinco.es
El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, auguró hoy que el sistema financiero español en su conjunto podría tener pérdidas operativas -sin tener en cuenta ingresos extraordinarios- en los dos próximos años, si no se adoptan medidas que lo eviten.
Este año los bancos y cajas españoles obtendrán beneficios por su propio negocio, pero no será así ni en 2010 ni en 2011, si no se pone en marcha el Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB), no se modifica la circular sobre solvencia de las entidades o no se toman medidas de política monetaria.
Esas son las tres condiciones que expuso Quintás para evitar que ello pase durante su intervención en un curso sobre la crisis organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y el BBVA.
Las previsiones de la patronal de las cajas se basan en un estudio que reduce los ingresos recurrentes del sistema financiero español en 2010 hasta los 36.800 millones de euros (frente a los 51.000 millones de euros de 2008).
En ese mismo año, bancos y cajas tendrán que afrontar unas pérdidas de 28.900 millones por el aumento de la morosidad que Quintás dice que podría llegar al 9 por ciento.
De este modo, la distancia entre ingresos y pérdidas por morosidad es el margen que tendrá el sistema financiero para cubrir sus gastos (nóminas, alquileres...), por lo que "quedaría una brecha muy pequeña que no daría ni para pagarlos", reconoció Quintás.
No obstante, puntualizó, alguna entidad que en principio parecerá que va a tener pérdidas puede no tenerlas si vende algunos de sus activos.
Igualmente las previsiones para 2011 dan una cifra de ingresos recurrentes de 42.700 millones de euros y una pérdida por morosidad de 24.500 millones, por lo que nuevamente, el margen no sería suficiente para los gastos del sistema, aunque la tasa de mora bajaría a tenor de la situación económica.