Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RBS pierde un 39,6% más hasta junio y reduce su exposición a España

Royal Bank of Scotland (RBS), controlado en un 82% por el Gobierno británico tras recibir un multimillonario rescate durante la crisis financiera, registró pérdidas por importe atribuido de 1.990 millones de libras (2.530 millones de euros) en los seis primeros meses del ejercicio, un 39,6% más en comparación con los 1.425 millones de libras (1.812 millones de euros) que perdió en el mismo periodo de 2011.
La cifra de negocio de la entidad escocesa se situó en el primer semestre en 13.569 millones de libras (17.252 millones de euros), un 14,6% menos, mientras que las provisiones por impago bajaron un 37,1%, hasta 2.469 millones de libras (3.319 millones de euros).
En el segundo trimestre del ejercicio, RBS registró pérdidas por importe de 466 millones de libras (592 millones de euros), lo que supone un 48% menos en comparación con los 'números rojos' del mismo periodo de 2011, mientras que sus ingresos disminuyeron un 17,2%, hasta 6.438 millones de libras (8.185 millones de euros).
El consejero delegado de RBS, Stephen Hester, destacó que en la primera mitad de 2012 la entidad realizó "buenos progresos" en su plan de recuperación, con el que prevé lograr un banco "más seguro y más fuerte" mientras supera los problemas del pasado. "A pesar de una economía más complicada, estos resultados muestran un negocio más resistente que antes con muchas más mejoras en marcha".
Por otro lado, el grupo informa de que ha reducido en 3.262 millones de libras su exposición total a España, hasta los 14.349 millones de libras (18.244 millones de euros), lo que equivale a un descenso del 18,5%. Esto se enmarca en su plan para reducir su exposición a activos de los países de la periferia de la eurozona, que ha caído un 10% en la primera mitad del año.
La entidad destaca en concreto que su exposición a la deuda pública española era "muy baja" a fecha de 30 de junio de 2012 y que ha reducido en 1.900 millones de libras (2.416 millones de euros) su exposición a la cartera de bonos garantizados de bancos españoles y en 1.800 millones de libras (2.889 millones de euros) a derivados de los bancos españoles internacionales y de algunos de los grandes bancos regionales.