Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RWE recorta el dividendo a la mitad por el deterioro de las perspectivas

La compañía eléctrica alemana RWE propondrá en su próxima junta general de accionistas el pago de un dividendo de 1 euro por acción correspondiente al ejercicio 2013, lo que supone una retribución a sus accionistas un 50% inferior a la abonada el año pasado como consecuencia del deterioro de las perspectivas de ingresos de la empresa.
"Indudablemente nos encontramos en tiempos difíciles y nuestra política de dividendos debe tener esto en cuenta", explicó Peter Terium, presidente del consejo de administración y consejero delegado de RWE.
Asimismo, el máximo ejecutivo de la 'utility' apuntó también la necesidad de recortar el dividendo por la previsible caída de la generación eléctrica convencional.
En este sentido, Terium indicó que los fondos retenidos por la compañía como consecuencia del recorte del dividendo se destinarán al pago de la deuda.
No obstante, RWE mantiene la previsión de alcanzar un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 9.000 millones de euros y un resultado operativo de unos 5.900 millones. De este modo, RWE espera obtener un beneficio neto recurrente de 2.400 millones.