Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy admite que la corrección del déficit mermará el crecimiento

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, charla con vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y con el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardóntelecinco.es

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha comparecido ante el Congreso para explicar el Consejo Europeo celebrado los pasados 1 y 2 de marzo y el objetivo de déficit exigido por Bruselas. Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo ha señalado que España y la UE "comparten una agenda difícil pero ineludible" al tiempo que ha comentado que la corrección del déficit es "condición necesaria aunque tenga costos en términos de crecimiento a corto plazo". Así, se ha referido al objetivo de déficit del 5,3% impuesto por Bruselas como una cifra "más racional y asequible" al tiempo que ha insistido en que "el Gobierno ha actuado de la manera más sensata y razonable posible" y que se "cumplirá escrupulosamente con los compromisos".

Durante el Pleno del Congreso, Rajoy ha asegurado que la consolidación de las cuentas es una "condición necesaria para superar la crisis" y un "requisito imprescindible" para volver a la recuperación económica y la creación de empleo, aunque "tenga costos en términos de crecimiento a corto plazo".
Así, ha asegurado que España y la UE comparten la misma agenda de reformas que es "díficil pero ineludible", en palabras de Rajoy.
A renglón seguido, el presidente se ha referido al déficit público que ha planteado Bruselas para España, del 5,3% frente al 5,8% que había fijado el Ejecutivo. Rajoy ha asegurado que "lo sustancial" es que se ha modificado el 4,4% que figuraba en el anterior programa de estabilidad por una cifra "más racional y asequible".
"Se ha reconocido la solidez de nuestros argumentos, aunque se nos ha pedido un mayor esfuerzo este año y uno menor el año que viene", ha dicho Rajoy, para quien el planteamiento de Bruselas supone un "aval" al principio de ajuste "realista y equilibrado" que defendía el Gobierno y que ha sido "entendido y apoyado" por las instituciones europeas.
En este sentido, ha asegurado que todas las administraciones tendrán que hacer un esfuerzo, aunque será el Estado el que asuma el ajuste adicional de 5.000 millones, mientras que las administraciones territoriales harán un esfuerzo mayor en 2013.
"España cumplirá escrupulosamente con sus compromisos a pesar de la situación imprevista de recesión", ha insistido el presidente. 
Por último, el jefe del Ejecutivo ha reiterado la disposición del Gobierno de acometer "reformas estructurales profundas". 
"El Gobierno va a hacer todas las reformas estructurales que precise la economía española en esta legislatura", ha asegurado antes de decir que "aunque difíciles, son las políticas adecuadas y necesarias para volver a la sendas del crecimiento y el empleo".
Rubalcaba propone recortar en Defensa
Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado durante su intervención que para los socialistas es preferible recortar gastos en política de Defensa antes que en educación.
"Estamos de acuerdo en que hay que recortar, pero recortar es un problema de prioridades. ¿Qué recortamos, educación o defensa? Las dos cosas se pueden recortar. Y yo les digo, nuestra posición, Defensa", ha aseverado, a pesar de dejar claro después el "respeto" que le tiene a las tareas que realiza el Ministerio que hoy dirige Pedro Morenés.
De la misma forma, ha recalcado que recabar más ingresos también es cuestión de prioridades, ya que "se puede subir el IRPF" o "modificar el impuesto de patrimonio y crear uno de grandes fortunas", como ha hecho el presidente francés, Nicolas Sarkozy, o como acaba de proponer el viceprimer ministro británico, Nick Clegg.
Actuación "sensata y razonable"
Durante su turno de réplica, el presidente del Gobierno ha insistido en que la desviación del déficit "ha sido el gran baldón en nuestra credibilidad" que "nos ha obligado a dar muchas explicaciones".
"Si el déficit hubiera sido del 6% previsto y no del 8,5%, con las decisiones que tomamos el 30 de diciembre ya estaríamos en el 4,4%. Nos hubiéramos ahorrado muchos problemas", ha explicado Rajoy.
Así, ha señalado que "el Gobierno ha actuado de la manera más sensata y razonable posible" antes de admitir que "como presidente, me considero responsable del déficit del Gobierno que presido, del déficit de las comunidades autónomas y de las corporaciones locales".