Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy asegura que la lucha contra el fraude es "un tema capital" que requiere "esfuerzos importantes"

Asegura que todas las políticas del Gobierno buscan fomentar el crecimiento para crear empleo
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este jueves que la lucha contra el fraude es "un tema capital" para el Gobierno español, y ha incidido en que está comprometido a llevar a cabo un "esfuerzo importante" para acabar con la economía sumergida.
Durante su intervención en el foro Council on Foreign Relations, Rajoy admitió que le preocupa que España sea el último país de los 28 que conforman la Unión Europea en materia de recaudación de IVA en proporción al Producto Interior Bruto (PIB).
En sentido, aseguró que si supiera que hay que gente que no paga impuestos o cotizaciones sociales "iría a por a ellos", así como que hará esfuerzos importantes para "acabar con la economía sumergida y hacer que la gente cumpla con sus obligaciones fiscales".
Por otro lado, Rajoy incidió en que lo fundamental para crear empleo es el crecimiento económico, objetivo central de todas las políticas que está poniendo en marcha el Gobierno español. "Donde no hay actividad económica, donde no se crece y donde no se invierte, es muy difícil resolver el problema del desempleo", remarcó.
Asimismo, incidió en que, además del crecimiento, la creación de empleo juvenil también depende de la formación, campo en el que su Ejecutivo está realizando "esfuerzos muy importantes". En este sentido, recordó que ya se ha aprobado una estrategia de emprendimiento y empleo juvenil con muchas medidas.
El presidente del Gobierno remarcó que es necesario hacer muchas cosas, "y todas a la vez", y, en concreto, apuntó que hay que seguir trabajando para crear empleo, luchar contra el fraude fiscal, seguir aprobando leyes y convencer a la UE que además de la consolidación fiscal y el mercado único "es importante dar respuesta a los problemas de los ciudadanos".
FORTALEZA DEL SECTOR EXTERIOR.
Asimismo, Rajoy reconoció el buen comportamiento del sector exterior, que cerrara este año con un superávit del 2,5% cuando llegó a registrar un déficit del 11%, y con un comportamiento "más diversificado", ya que han aumentado las exportaciones a Asia, África y América Latina.
En este sentido, aseguró que este repunte de las exportaciones, "que no tiene ningún país de la UE", es consecuencia de las múltiples reformas que se han llevado a cabo en España y que han permitido mejorar la competitividad y devolver la inversión extranjera al país.
"Al final se trata de gobernar bien, de tener una cuentas saneadas, de hacer reformas, de ser competitivo, de cumplir los compromisos y de generar seguridad jurídica", añadió Rajoy, que reconoció que aún hay que reforzar el consumo y lograr que el crédito fluya.
Durante su intervención, el presidente español también mostró su confianza en que el proceso para crear la unión bancaria europea esté concluido en 2014, para luego poder seguir avanzando en procesos más complicados como la unión económica, la unión fiscal (que incluya un proceso de mutualización de deuda y un presupuesto europeo) o la unión política.
Además, reclamó que las próximas pruebas de estrés que se realización en la UE sena como la que se llevaron a cabo recientemente en España, y que ha permitido la creación un sistema financiero "más transparente y más solvente" que también deberían tener el resto de países de la unión.