Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy: La clase media es quien paga los disparates de política económica de Zapatero

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que es la clase media quien más paga "los errores, gracias y disparates" de la política económica del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en cuestiones como la subida de impuestos o el fracaso del diálogo social.
Rajoy ha clausurado hoy en Tarazona la Escuela del Verano organizada por el PP de Aragón y FAES, un foro en el que se han debatido "ideas" para poner soluciones a asuntos importantes, como la crisis económica, la educación o el papel de las instituciones en la democracia.
El presidente del partido, durante su intervención, ha hecho especial hincapié en la crisis económica y en las decisiones tomadas al respecto por el Gobierno de Zapatero que, ha dicho, "ha engañado, ha mentido", y que los ciudadanos no confíen en su palabra es "lo peor que puede ocurrir" para que no se obtenga la recuperación.
Ha criticado duramente algunas de las decisiones tomadas por Zapatero este verano, como la subida de impuestos del gasóleo y la gasolina, el cierre de la central de Garoña, el incremento del déficit público o la paga de 420 euros a quienes agotan las prestaciones por desempleo, medida sobre la que ha dicho que creó "estupefacción" por su indefinición e improvisación.
También ha cargado las tintas contra la reforma del modelo de financiación autonómica, porque "las comunidades van a recibir menos dinero y, además, van a tener que devolver dinero a Zapatero, que se equivocó al hacer las cuentas", y contra el fracaso "estrepitoso" del diálogo social".
Además, ha criticado el anuncio del Gobierno español de incrementar los impuestos sobre el ahorro, a su juicio un "disparate" porque en un país tan endeudado como España lo que hay que hacer es ahorrar y no gravar el ahorro, y la futura aprobación de una ley para cambiar el modelo productivo, porque "lo que se espera de un gobierno es que tenga una idea y luego haga una ley para llevarla a la práctica y no al revés".
Este es, para Rajoy, un "conjunto de despropósitos" que hace "metafísicamente imposible" salir de la crisis.
Las soluciones, para el PP, pasan por disminuir el gasto público, apostar por la austeridad, bajar los impuestos a los emprendedores y resolver el problema de la falta de crédito que "atenaza" a los empresarios.
Por todo ello, por las "improvisaciones, engaños y mentiras" de Zapatero, Rajoy va a pedirle en las Cortes Generales explicaciones acerca de su política económica.
Brevemente, el líder de la oposición se ha referido a los problemas de General Motors, que tiene una fábrica en Figueruelas (Zaragoza), y ha lamentado que el Gobierno de España "no dé la batalla" para conseguir una solución satisfactoria a los problemas de la multinacional, que busca comprador para su división europea.
Sobre este asunto, la presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha coincidido en señalar que frente a la presión que ejerce el Gobierno alemán para conseguir que las plantas germanas no salgan perjudicadas del proceso de reconversión de la empresa automovilística, el Gobierno de España "no hace nada" y se "limita" a decir que la solución debe ser "técnica".
Zapatero, ha agregado Rudi, no se da cuenta de que en política internacional las cosas "requieren su presión", y "no vale" con decir que Figueruelas es buena y productiva, sino que hay que "dar la batalla" también en el ámbito político, como hace la canciller alemana, Angela Merkel.
Para Mariano Rajoy, la política exterior de Zapatero debería cambiar también, porque este es otro de los ámbitos en el que el presidente del Gobierno "no tiene rumbo".
Sobre el "reto más importante" de la sociedad española, la Educación, Rajoy ha exigido una "reforma en profundidad" que dé solución a los niveles de fracaso escolar en España.
Frente a estas carencias, ha defendido la actuación del PP, que ha demostrado que sabe gobernar y que "mantiene el tipo en circunstancias difíciles" y que por eso, ha vaticinado, ganará las elecciones autonómicas y municipales de 2011 y las Generales de 2012, lo que propiciará que pueda volver a Tarazona, ha asegurado, como presidente del Gobierno.
Esta es la segunda vez que Rajoy visita Tarazona, ciudad natal de Gabriel Cisneros, fallecido diputado del PP que fue ponente constitucional y a quien el presidente del PP ha calificado de "hombre bueno, honrado y honesto".