Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy confía en que la recuperación económica se consolide "de manera definitiva" en 2015

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha confiado este lunes en que, tras el inicio de la recuperación económica este año, en 2015 se consolide "de manera definitiva", si bien ha indicado que aún es preciso llevar a cabo más "esfuerzos" que garanticen dicha recuperación.
En la rueda de prensa conjunta con el primer ministro italiano, Enrico Letta, durante la cumbre bilateral de ambos países celebrada en Roma, el jefe del Ejecutivo señaló que el futuro se puede ver ya con "una cierta esperanza", ya que este año será el del crecimiento económico y la creación de empleo, y el próximo el de "la consolidación de manera definitiva" de la recuperación económica.
Según Rajoy, hace un año en Europa se hablaba del rescate de España, del futuro del euro, de las elevadísimas primas de riesgo, del desempleo y de la falta de crecimiento y la escasa competitividad, y un año después, apuntó, nadie pone en tela de juicio la existencia del euro, no se habla del rescate de ningún país, las primas de riesgo han bajado y se habla ya de que se inicia una etapa de crecimiento y se estabiliza la situación del empleo.
A pesar de ello, el presidente del Gobierno afirmó que esta mejora no significa que España no deba seguir con el proceso de reformas que, según afirmó, ya está empezando a dar los primeros frutos. "Vamos a continuar aplicando nuestra ambiciosa agenda de reformas, de la que empezamos a vislumbrar los primeros frutos en esta legislatura", reiteró.
Por último, destacó que España e Italia han acordado una "acción común" para impulsar en la UE una mejora de la política industrial, para promover el empleo juvenil y para trabajar conjuntamente por la senda de la integración europea tanto a nivel económico, como fiscal o político, junto con la unión bancaria.