Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Real Casa de la Moneda ahorrará 2,79 millones de euros con la certificación electrónica

El Consejo de Ministros ha autorizado la financiación para una encomienda entre la Administración General del Estado y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para que esta pueda prestar servicios de certificación electrónica. En el ejercicio de 2015, esta encomienda permitirá ahorrar 2,79 millones de euros.
La entrada en vigor de esta encomienda será el 1 de noviembre de 2014 para los servicios centrales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y el 1 de enero de 2015 para el resto de organismos. La encomienda tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2015 y podrá prorrogarse por años naturales.
Esta encomienda forma parte del Informe de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) y será de aplicación en los órganos, organismos y entidades pertenecientes a la Administración General del Estado. El objetivo es reducir el esfuerzo, el tiempo y los recursos de los departamentos, organismos encomendantes y de la propia Real Casa de la Moneda, además de ahorrar costes.
Aquellos organismos que no formen parte de la Administración General del Estado, así como otras instituciones y poderes del Estado y/o sociedades estatales que ejerzan funciones públicas podrán sumarse también a la encomienda, previa vinculación del presupuesto correspondiente.