Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Realia concluye la ampliación con la que Carlos Slim ha alcanzado el 30% de su capital

Destinará a pagar deuda los 89 millones captados con la operación
Realia ha concluido la ampliación de capital de 89 millones de euros realizada para atender un pago de deuda y que ha llevado a Carlos Slim, su accionista de control, a superar el 30% del capital de la inmobiliaria.
El empresario mexicano ya ha solicitado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que le exima de formular la oferta pública de adquisición de acciones (OPA) a la que obliga superar esta cota del capital social.
Slim argumenta ante el supervisor que Realia ya cuenta con un primer socio, la constructora FCC, que tieneuna participación del 36,8% y, por tanto, superior a la suya.
El magnate ha superado el 30% en la inmobiliaria dado que, además de acudir a la ampliación en función de la participación del 26% que tenía en la compañía, ha suscrito las acciones que quedaron sobrantes en la operación, con el fin de garantizar su cierre.
No obstante, Slim ya cuenta con el control de Realia, dado que a su participación directa en la empresa se suma la que ostenta indirectamente a través de FCC, grupo del que el empresario es primer accionista.
Carlos Slim elevará de nuevo su participación en Realia cuando el próximo mes de febrero ejecute la conversión en acciones de la empresa de parte de un préstamo participativo de 50 millones de euros que recientemente compró a Sareb.
PAGO DE DEUDA.
En virtud de la operación cerrada ahora, Realia ha captado 89 millones de euros que se destinarán a atender el próximo 29 de enero uno de los cuatro plazos de pago de deuda en los que recientemente acordó reestructurar el grueso de su pasivo.
La inmobiliaria ya ha apuntado la posibilidad de tener que lanzar una nueva ampliación de capital para afrontar los dos pagos de deuda que le restan (de 94 millones el 29 de febrero y de 184 millones el 30 de mayo), al reconocer que "actualmente no cuenta con los fondos suficientes" para atenderlos.
Todas estas operaciones se enmarcan en el proceso de saneamiento que Slim está llevando a cabo en Realia y en la apuesta que está realizando por la compañía patrimonialista.