Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Realia, inmobiliaria de Carlos Slim, liquida 200 millones de deuda con una quita del 8%

Una cuarta parte del pasivo total
Realia ha pagado un total de 201 millones de euros de deuda, tras aplicarle una quita del 8%, con lo que ha liquidado el 27% del pasivo total de 732 millones que soportaba la empresa, que se reduce hasta unos 550 millones.
La inmobiliaria de Carlos Slim ha cumplido de esta forma con el segundo y el tercero de los cuatro pagos en que acordó estructurar la deuda vinculada al negocio de promoción en un acuerdo de financiación alcanzado en diciembre.
Así, Realia ha abonado el segundo de los pagos, de 89 millones de euros tras la quita, en la fecha prevista del 29 de enero y con los recursos que obtuvo en su reciente ampliación de capital, que garantizó el empresario mexicano.
No obstante, en el caso del pago del tercer plazo, se ha liquidado de forma anticipada, dado que estaba fijado para el 29 de febrero, y se ha cubierto con recursos que la inmobiliaria tiene en caja.
De esta forma, del monto total de 800 millones de euros de deuda de promoción que Realia tenía con tres fondos (Goldmand Sachs, Fortress y Puffin Real Estate), sólo resta por abonar el cuarto pago en el que se reestructuró, por importe de 202 millones y que tiene fecha de amortización el próximo 30 de mayo.
En este sentido, Realia ha entregado a sus fondos acreedores un aval por este saldo pendiente de pago, lo que ha permitido levantar todos los compromisos financieros y las garantías que estaban vinculadas a este pasivo, según detalla la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMMV).
La deuda vinculada a promoción que le resta pagar a Realia es algo menos de la mitad del pasivo total de unos 550 millones que a partir de este viernes soportará la compañía. El resto está asociada al negocio patrimonial.
TRAS ANUNCIAR LA OPA.
Estas operaciones se enmarcan en la estrategia de Carlos Slim para la inmobiliaria, que pasan por sanearla y por lograr que cuente con unos ingresos estables y recurrentes.
Con fin de poder implemetar esta estrategia, el empresario mexicano lanzó el miércoles una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) voluntaria sobre el 100% de la compañía, una operación con la que pretende adelantarse a la eventualidad de tener que lanzar una oferta obligatoria a un precio establecido por haber superado el umbral del 30% en la inmobiliaria.
Slim ha formulado su propuesta a 0,80 euros por acción, un precio que en el momento en que lanzó la OPA arrojaba una prima del 17% sobre la cotización de la empresa, que no obstante ha desaparecido por la revalorización de Realia en Bolsa las dos últimas jornadas.
La oferta del mexicano se dirigirá de forma efectiva a un 30,7% del capital de la empresa, dado que se da por supuesto que no acudirá a la oferta FCC, primer socio de la inmobiliaria con un 36,9%, ni el propio Slim con el 30,5% que tiene ya en la compañía.