Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe. ¿Fin del monopolio?

En 2012 Renfe se va a ver abierta a la competencia con empresas privadas. Foto: EFEtelecinco.es
Renfe tendrá que competir con otros operadores privados de transporte de viajeros en tren a partir de 2012, según apuntó el ministro de Fomento, José Blanco, quien subrayó la "necesidad de preparar" a la operadora para que sea una "empresa pública competitiva". "No se puede competir si no se tiene una buena estructura, si se genera déficit. Cuando hablamos de servicios deficitarios estamos hablando de preparar a la compañía para poder competir en un mercado cada día más abierto", declaró Blanco al ser preguntado por la posibilidad de que la operadora deje de prestar servicios de tren no rentables.
"Yo no quiero una Renfe pública deficitaria, quiero una empresa pública competitiva que pueda competir en el mercado y que pueda prestar los mejores servicios. Y ese es el objetivo que me propongo a la hora de hacer reestructuraciones", aseguró el ministro, en declaraciones una emisora estatal. En este sentido, indicó que el transporte debe incluirse también en el objetivo de eficiencia que se busca para todo el sector público. "Este país se tiene que acostumbrar a que no todo el mundo puede tener de todo y que los recursos del Estado son limitados y de todos y que, por lo tanto, hay que buscar la mayor eficiencia en la utilización de los mismos. Y eso es lo que voy a hacer", explicó Blanco. 
El ministro de Fomento afirmó que no todas las líneas de tren son deficitarias y que las de alta velocidad son en su mayoría rentables, al igual que muchas de cercanías, y que en otras obliga el interés general a mantenerlas abiertas. Puso de nuevo el ejemplo de la conexión de tren entre Madrid y Burgos que, según indicó, utilizan una media de seis pasajeros al día. "A Renfe le resultaría más rentable pagarles un taxi", indicó, para después apuntar que los viajeros de esta relación cuentan con un servicio alternativo de autobús "igual de confortable y que ahorra 45 minutos de tiempo de viaje".
Renfe ya compite desde 2005 con operadores privados en transporte de mercancías en tren, si bien para 2012 está prevista la apertura también al libre mercado del transporte ferroviarios de viajeros. En cuanto al recorte en la inversión en construcción de nuevas infraestructuras, Blanco mostró su voluntad de "movilizar los recursos necesarios para garantizar que la ejecución de los ejes troncales de la Alta Velocidad mantengan su velocidad de crucero". "Es una inversión extraordinaria e importante y gran parte de ella se hará movilizando capital privado", añadió.