Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe reparte entre nueve empresas su 'macrocontrato' de seguridad y vigilancia de 173 millones

Segur Ibérica y Prosegur se llevan los lotes de mayor cuantía
Renfe ha repartido entre nueve compañías el contrato de prestación de servicios de vigilancia y seguridad en sus estaciones e instalaciones para los próximos tres años por un importe conjunto de 173 millones de euros.
Se trata de uno de los 'macrocontratos' promovidos o resueltos por la compañía ferroviaria en los últimos meses, junto con los de implantación de 'wifi' en los trenes AVE, el de servicios de limpieza o el de suministro de nuevos trenes de Alta Velocidad.
En el caso del contrato de seguridad, la operadora ha resuelto contratarlo con nueve compañías. Se trata de Eulen, Prosegur, Ombuds, Segur Ibérica, Garda Servicios de Seguridad, Mega 2 Seguridad, Protección y Seguridad Técnica, Servicios Integrales de Seguridad y Transportes Blindados.
Segur Ibérica y Prosegur se han hecho con los dos lotes de mayor importe, de 27,68 y 24,08 millones de euros, respectivamente, según datos oficiales de Renfe que recoge Europa Press. El correspondiente a Eulen se ha contratado en 16,81 millones de euros y el de Ombuds asciende a 17,61 millones.
Asimismo, el lote que ha conseguido Garda Servicios se sitúa en 18,10 millones, el de Mega 2 Seguridad en 19,9 millones, el de Protección y Seguridad en 18,08 millones, el de Servicios Integrales de Seguridad en 16,45 millones y el de Transportes Blindados, en 17,10 millones.
En virtud del contrato, estas compañías deberán prestar servicios de guardias de seguridad y de vigilancia en las estaciones de tren competencia de Renfe, esto es, las de Cercanías, así como en las oficinas y el resto de instalaciones de la operadora durante un periodo de tres años.
'MACROCONTRATOS'.
El contrato se enmarca en la estrategia de la operadora de agrupar en un sólo contrato los distintos tipos de servicios que contrata con el fin de lograr ventajas y optimizar su coste.
En este sentido, Renfe tiene actualmente pendiente de adjudicación el correspondiente a la prestación de servicios de limpieza a todos los trenes y todas las instalaciones de la empresa para los dos próximos años, estimado en 123 millones de euros.
Tras adjudicar a finales de 2015 a Telefónica el contrato de suministro de servicio 'wifi' en los trenes AVE, la compañía tiene también abierto el contrato de suministro de treinta nuevos trenes de Alta Velocidad, un 'macropedido' de 2.642 millones.