Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe pierde 97,6 millones hasta septiembre, un 29% más, tras facturar 922 millones con el AVE

Renfe Viajeros registró una pérdida neta de 97,6 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone elevar en un 29% los 'números rojos' contabilizados un año antes, en parte por el aumento de sus gastos financieros, según datos oficiales de la compañía.
Las cuentas de la división de la operadora pública encargada del transporte de viajeros en tren se ven también afectadas por el incremento del 22% del canon que paga a Adif por el uso de las vías y las estaciones del tren, y por el coste del expediente de regulación de empleo (ERE) que puso en marcha el pasado año (13,6 millones de euros).
Renfe Viajeros elevó no obstante un 5% sus ingresos entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta sumar 1.451 millones de euros. El servicio de Alta Velocidad (AVE) Larga Distancia aportó a la compañía casi las dos terceras partes de esta facturación.
En concreto, el AVE generó ingresos de 922,60 millones de euros a Renfe en los nueve primeros meses, un 7,1% más en comparación al mismo periodo de 2013.
Este aumento es fruto de los sucesivos récord que Renfe Viajeros registra en el número de pasajeros transportados en AVE desde que bajó los precios de este servicio y articuló descuentos y promociones. A cierre de septiembre, este servicio acumulaba un aumento de usuarios del 20,6%. La compañía prevé cerrar el ejercicio con un máximo de 28 millones de viajeros de AVE.
En cuanto a los servicios que tienen carácter de prestación pública, los de Cercanías y Media Distancia (regionales), aportaron a Renfe Viajeros 1.451,45 millones de euros en los nueve primeros meses, un 5% más.
No obstante, frente al aumento del 5% de total de ingresos, Renfe Viajeros registró un aumento de los gastos del 8,5%, hasta sumar 1.807,6 millones de euros.
495 MILLONES DE CANON A ADIF.
La partida de costes que más se elevó es la correspondiente al pago del canon a Adif por el uso de las infraestructuras ferroviarias, que supuso 494,95 millones, un 22% más que un año antes.
El gasto de personal se elevó un 4,1%, hasta 404,9 millones. Además, la empresa se anotó un gasto de 13,6 millones correspondiente al ERE universal y voluntario que abrió el pasado año.
De esta forma, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Renfe Viajeros cerró septiembre en 153,8 millones de euros, lo que representa una disminución del 22,7% en relación a un año antes. Las amortizaciones y los mayores gastos financieros llevan finalmente a la filial de viajeros de la compañía ferroviaria pública a concluir los nueve primeros meses del año en pérdidas.
En cuanto al resto de sociedades en que Renfe se reestructuró a comienzos de año para prepararse a la próxima apertura del sector a la competencia, Renfe Mercancías registró pérdidas de 44,6 millones de euros en los nueve primeros meses, un 23% menos, tras elevar un 9,5% su facturación.
De su lado, Renfe Fabricación y Mantenimiento, la rama industrial y de talleres, redujo a la mitad (un 49%) sus 'números rojos' entre enero y septiembre, hasta 10,7 millones, gracias a un recorte también del 50% de sus gastos.