Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renfe recorta un 81% sus 'números rojos' gracias al AVE

La compañía ingresa casi 1.200 millones con su división de Alta Velocidad, un 6% más
Renfe registró una pérdida neta de 32,7 millones de euros a cierre del pasado mes de noviembre, lo que supone recortar en un 81% los 'números rojos' contabilizados un año antes, gracias al impulso del negocio del AVE, la contención de costes y la reducción de los gastos financieros.
La operadora supera así, a falta de un mes para cerrar el ejercicio, su previsión inicial para 2015, que pasaba por reducir a la mitad sus pérdidas de 2014 y situarlas en alrededor de 100 millones de euros.
De esta forma, Renfe afronta el nuevo año en mejores condiciones para lograr el fin último del plan estratégico que actualmente desarrolla, el de cerrar 2016 con el primer beneficio de su historia.
Por el momento, entre los pasados meses de enero y noviembre, la compañía ferroviaria logró elevar un 5% sus ingresos totales, hasta sumar 2.878 millones de euros, y reducir un 1% el capítulo de gastos, hasta 2.515 millones. Además, los gastos financieros se contrajeron un 19,5%.
De esta forma, la compañía presenta un beneficio bruto de explotación (Ebitda) positivo por importe de 362,90 millones de euros, según datos oficiales de la empresa que recoge Europa Press.
En cuanto a los ingresos, destaca el crecimiento del 6% registrado por la división de AVE y Larga Distancia, que generó 1.194 millones de euros, gracias a los récord de viajeros transportados que la compañía viene encadenando cada mes y la puesta en servicio de nuevos servicios AVE.
De su lado, los trenes de Cercanías y Media Distancia convencional, que tienen carácter de servicio público y por tanto reciben subvenciones públias, facturaron 659,50 millones de euros, un 0,3% más.
Por contra, el negocio de transporte de mercancías cayó un 6,2%, hasta aportar ingresos 217,14 millones de euros.
PAGA 562 MILLONES DE CANON A ADIF.
Del lado de los gastos, una de las principales partidas sigue siendo la de los cánones o peajes que Renfe paga a Adif por el uso de las vías, las estaciones de tren y el resto de infraestructuras ferroviarias. A cierre de noviembre, la compañía había abonado por este concepto 562,77 millones de euros, un 0,6% más que un año antes.
En contraprestación, el principal gasto de la operadora ferroviaria, el de personal, se redujo un 1,5%, y el de los servicios que presta a bordo disminuyó un 4%.
Por filiales, Renfe Viajeros logró recortar en un 96,6% su pérdida, que a cierre del pasado mes de noviembre se situaba en 3,81 millones de euros, con lo que la firma se sitúa próxima al 'break even'.
Por contra, Renfe Mercancías elevó un 35,3% sus 'números rojos', de forma que a falta de un mes para el cierre del ejercicio 2015, sumaban 32,9 millones de euros.