Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Renta Corporación gana 600.000 euros hasta marzo, un 44% menos, y aprueba un nuevo plan de incentivos

Renta Corporación registró un beneficio neto de 600.000 euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 44% respecto al mismo periodo de 2015, según ha informado este jueves la compañía, que ha acordado aprobar un nuevo plan de incentivos para empleados y directivos.
El beneficio del primer trimestre de 2015, que se situó en 1,1 millones de euros, incorporaba un ingreso extraordinario de 400.000 euros en concepto de intereses deudores con Hacienda Pública.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la inmobiliaria se situó en 800.000 euros al cierre del primer trimestre, en línea con el logrado un año antes, mientras que los ingresos alcanzaron los 3,6 millones de euros, un 40% menos.
La cartera de negocio de los derechos de inversión de Renta Corporación ascendió al finalizar marzo a 220,1 millones de euros, un 3% más que a cierre de diciembre de 2015.
Adicionalmente, Renta Corporación gestiona activos para la venta en alianza con fondos inmobiliarios con un importe estimado de inversión de unos 55 millones de euros.
Por otro lado, el consejo de administración ha acordado aprobar un nuevo plan de incentivos mediante la entrega diferida de acciones para empleados y directivos, con las mismas condiciones que el aprobado en 2014, si bien adaptado a un nuevo calendario que se extiende hasta junio de 2021 y destinado única y exclusivamente a los empleados y directivos cuyas incorporaciones al grupo se hayan formalizado entre el 1 de mayo de 2015 y el 30 de abril de 2016.
El plan consiste en la entrega de acciones ordinarias de la firma, con carácter gratuito y en distintas fechas conforme a un calendario de devengo y entrega efectiva, con el objetivo de permitir que los empleados y directivos del grupo que se hayan incorporado entre el 1 de mayo de 2015 y el 30 de abril de 2016 puedan convertirse en accionistas disfrutando de los mismos derechos y condiciones que el resto, fomentar una orientación de su trabajo en el medio plazo e incentivar su permanencia en la compañía.
La entrega está condicionada, en todo caso, a que el empleado o directivo mantenga la condición de directivo o empleado del grupo en las distintas fechas de devengo y entrega efectiva de las acciones.