Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol se dispara casi un 5% en Bolsa impulsado por resultados trimestrales

Las acciones de Repsol se dispararon este jueves en Bolsa casi un 5% impulsadas por los resultados del grupo en el primer trimestre, que batieron las estimaciones de los analistas, y el rebote en la jornada de los precios del petróleo.
En concreto, los títulos de la petrolera cerraron la sesión bursátil con una revalorización del 4,67%, liderando las subidas del Ibex 35, para remontar hasta los 11,3 euros.
Repsol obtuvo un beneficio neto de 434 millones de euros en el primer trimestre de este año, un 43% menos que en el mismo periodo de 2015, en el que se incluían resultados financieros excepcionales de 500 millones de euros, debidos básicamente a la posición en dólares que tenía la compañía tras cobrar la expropiación de YPF, y cuyo importe se destinó el pasado mes de mayo a la adquisición de Talisman.
El resultado neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios de la compañía, alcanzó los 572 millones de euros, un 38,4% menos que en el primer trimestre de 2015.
Tanto el área de 'upstream' (exploración y producción), que registró un resultado positivo con los precios del crudo en mínimos, como el de 'downstream' (refino, química, marketing, trading, GLP y gas & power), mejoraron sus resultados respecto a los primeros tres meses de 2015, lo que demuestra su "fortaleza y resiliencia".
En un informe, los analistas de Barclays calificaron estos resultados, con un beneficio más del doble del previsto por el consenso, de "notables".
Asimismo, destacan que con menores gastos en exploración, el área de exploración regresó a un resultado positivo, mientras que el negocio de refino siguió manteniéndose "robusto".
"Esto implica que el negocio es rentable en metálico en un mundo con el barril por debajo de los 40 dólares, algo que aunque ayudado por efectos fiscales positivos, debería ser visto como un factor diferenciador positivo", añaden.
Además, también acompañó a la petrolera en Bolsa el rebote en el precio del crudo, que llegó a situarse en algunos momentos de la jornada por encima de la cota de los 46 dólares.