Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol se dispara más de un 4% tras anunciar medidas para adaptarse al contexto de precios del crudo

Las acciones de Repsol se apuntaban más de un 4% y lideraban las subidas del Ibex 35 después de anunciar ayer unas provisiones contables extraordinarias por unos 2.900 millones de euros en sus resultados del ejercicio 2015 y medidas adicionales para adaptarse al actual escenario de caída de los precios del crudo.
En concreto, los títulos de la petrolera subían un 4,45% a las 10.04 horas, hasta los 9,22 euros, recuperando así la cota de los 9 euros que perdió ayer.
Además de su anuncio al mercado, también se beneficiaba Repsol de la subida en el precio del crudo en la jornada, con el Brent situado por encima de los 33 dólares por barril.
De la subida en Bolsa de la petrolera se beneficiaban Sacyr y Caixabank, dos de sus accionistas. Así, el grupo constructor y de servicios remontaba un 1,83%, hasta los 1,558 euros, mientras que el banco subía un 0,65%, hasta los 2,77 euros.
Estas provisiones por 2.900 millones de euros supondrán que Repsol arroje unas pérdidas estimadas de unos 1.200 millones de euros en el ejercicio 2015. El grupo señaló que estos saneamientos "podrán revertirse positivamente en las cuentas de resultados de próximos ejercicios, cuando cambie el escenario de precios".
Por su parte, el beneficio neto ajustado del grupo se estima que se situé en los 1.850 millones de euros, un 8% más con respecto a 2014 y superando las previsiones realizadas el pasado mes de octubre.
Además, Repsol reducirá en un 20% adicional las inversiones totales previstas para el ejercicio 2016, situándolas en torno a los 4.000 millones de euros.
Junto a estas medidas, la petrolera también ha acordado acelerar y aumentar las sinergias derivadas de la integración de Talisman, así como el programa de desinversiones no estratégicas.
Al cierre de 2015, como consecuencia de estos planes puestos en marcha y de la generación de fondos procedentes de la actividad de los negocios, la compañía redujo su deuda neta en más de 1.000 millones de euros respecto a 2014.