Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Repsol pierde 1.227 millones tras provisionar 2.957 millones, pero logra beneficio ajustado de 1.860 millones

Repsol registró unas pérdidas de 1.227 millones de euros en 2015 tras provisionar 2.957 millones de euros, frente a unas ganancias de 1.612 millones de un año antes, aunque elevó su beneficio neto ajustado un 9%, hasta 1.860 millones de euros.
Este resultado, que refleja específicamente la marcha de los negocios, se produjo en un contexto de precios muy deprimidos del crudo y del gas, según ha informado este jueves la petrolera.
El resultado bruto de explotación (Ebitda) calculado en base a la valoración de los inventarios a coste de reposición (CCS) alcanzó los 5.013 millones de euros, lo que supone un incremento del 6% respecto al obtenido en el ejercicio 2014.
El consejo de administración de Repsol ha acordado proponer a la próxima junta general de accionistas el pago de una retribución como dividendo complementario de un importe equivalente a 0,30 euros por acción bajo el Programa 'Repsol Dividendo Flexible'.
La compañía ha subrayado que su modelo de negocio integrado ha demostrado su valor, ya que el resultado del Downstream ha compensado el bajo ciclo que la caída de los precios del crudo y del gas ha generado en el Upstream (Exploración y producción de hidrocarburos).
El negocio de Upstream puso el foco en la gestión más eficiente de las inversiones, así como en completar la integración de Talisman y maximizar las sinergias anunciadas tras la adquisición de la compañía canadiense.
((HABRA AMPLIACION))