Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Responsables del programa de apoyo a las pymes volaron indebidamente en clase preferente en 2005 y 2006

Responsables de los programas de Apoyo a las Pymes, del Ministerio de Economía, volaron en clase preferente en los años 2005 y 2006 a pesar de que, según la normativa vigente, tenían que haberlo hecho en turista, tal y como pone de manifiesto el Tribunal de Cuentas en el 'Informe de fiscalización de los planes y programas presupuestarios de fomento y apoyo a las pymes aplicados por la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa'.
El documento, que recoge Europa Press, será objeto de debate este lunes en la Comisión Mixta (Congreso-Senado) para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas, ante la que comparecerá Ramón Álvarez de Miranda para defender un informe que fue aprobado en noviembre de 2011, cuando aún presidía la institución Manuel Núñez.
Según el informe, entre 2000 y 2006 la Dirección General de Apoyo a la Pyme destinó a gastos corrientes en bienes y servicios (Capítulo 2 del presupuesto) más de 2,11 millones de euros, de los cuales 902.119 euros se destinaron a la partida de 'Indemnizaciones por razón del servicio', que incluye dietas, servicios y gastos de locomoción.
Sin embargo, el organismo fiscalizador señala que en los ejercicios 2005 y 2006, aún con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, se incluyeron en esta cuenta gastos que no se ajustan a lo previsto en la normativa de indemnizaciones, que "establece que los traslados de avión se realicen en clase turista", permitiendo viajar en preferente únicamente "de forma justificada y previamente autorizada" por razones de urgencia, cuando no haya billete en turista o "por motivos de representación o duración de los viajes".
SIN JUSTIFICACIÓN O SIN AUTORIZACIÓN
Circunstancias que, según el Tribunal de Cuentas, no fueron acreditadas en los casos mencionados o que ni siquiera obtuvieron la autorización, si bien en el informe no se precisa la cantidad de dinero que se destinó a estas indemnizaciones indebidas.
Por último, el organismo menciona el caso concreto de una oficial mayor que en 2006 viajó en preferente alegando la existencia de un acuerdo comercial con la compañía aérea en virtud del cual los gastos generados con un billete en primera no excedían los de la clase turista. Sin embargo, el Tribunal asegura que el acuerdo, suscrito un año antes, "no recoge tal circunstancias sino que establece descuentos" en los billetes.