Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Retirados seis convoyes de Metro tras detectar manipulaciones en la cabina

Metro de Madrid vuelve a funcionar aunque al 50%. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
La dirección de Metro de Madrid ha retirado seis convoyes que iba a poner en circulación en la línea 1, después de que los técnicos detectasen que se había "manipulado" uno de los mandos de cabina que controla la apertura de puertas. Este jueves, los trabajadores del suburbano madrileño han dado una tregua en su "huelga salvaje" y han retomado su trabajo para cumplir los servicios mínimos fijados en el 50%.
El sabotaje en los seis convoyes del Metro se ha producido a la apertura del servicio, tal y como ha informado la empresa, que tiene previsto denunciar los hechos ante la policía.
En un comunicado, Metro ha explicado que el llamado "selector de puertas" es un mando que se encuentra en la cabina del conductor y que consiste en una ranura en la que se introduce una llave con la que los conductores seleccionan si abren las puertas del tren del lado derecho o del lado izquierdo.
La empresa señala que "al haber sido manipulado este mecanismo, se ha impedido la puesta en servicio de estos trenes que estaban a punto de salir de las cocheras de Plaza de Castilla", desde donde salen habitualmente los trenes que circulan por esa línea.
Los técnicos de Metro han sido alertados por los conductores que iban a comenzar su turno en estos trenes de que los selectores de puertas no funcionaban.
Tras comprobar que se habían manipulado, los técnicos han procedido a su sustitución por otros, con lo que el incidente no ha causado ningún perjuicio a los usuarios.
Respetan los servicios mínimos
La hora punta matutina en la cuarta jornada de huelga del servicio de Metro de Madrid ha transcurrido respetando los servicios mínimos y con un seguimiento del cien por cien de los trabajadores, según los sindicatos UGT y CCOO.
Además, Teodoro Piñuelas (UGT) ha dicho que su sindicato está "a la espera" de que a lo largo de la jornada les "llame alguien del Consorcio o la Consejería", ya que consideran que la dirección de Metro está "desautorizada". Por su parte, Alfonso Blanco (CCOO) ha dicho que su sindicato no tiene "ningún problema en hablar con la dirección de Metro, ni en solicitar una reunión".
La asamblea de trabajadores de Metro de Madrid acordó el miércoles continuar con la huelga en el suburbano este jueves y viernes respetando los servicios mínimos. Además, se votó a favor de que el sábado y el domingo se trabaje con normalidad, a pesar de que se celebra la manifestación del Orgullo Gay. EPF