Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rivero pide a Fomento que paralice la licitación de la línea marítima Península-Canarias

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha remitido este miércoles una carta a la ministra de Fomento, Ana Pastor, en la que le solicita que paralice la licitación de la línea marítima Península-Canarias hasta que se pueda garantizar la conectividad con Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.
El pasado 8 de enero se anunció en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la licitación del concurso para la gestión de servicios de la línea marítima de interés público Península-Canarias, en la que la conexión con las islas de Lanzarote, Fuerteventura y La Palma no aparecía como una obligación --tal y como se venía haciendo en anteriores convocatorias--, sino como una mejora, dotando a la naviera que lo ofrezca de 50 puntos de los 200 posibles por distintas mejoras, informa el Ejecutivo una nota.
El Gobierno de Canarias entiende que una convocatoria realizada en tales condiciones supone dejar "desasistidas" unas conexiones "vitales" para estas islas, y causará un "impacto social y económico negativo" que se traducirá en que se vean incrementados los costes derivados de la doble insularidad, así como la pérdida de competitividad de empresas e industrias.
"La situación generada por la convocatoria hecha pública en enero" --señala el presidente en su misiva-- "puede generar un notorio incremento en el precio de los fletes para las islas no capitalinas y atenta contra los principios consagrados en los artículos 138.1 y 158.1 de la Constitución relativos a la realización efectiva del principio de solidaridad y de garantía de un nivel mínimo en la prestación de los servicios públicos fundamentales en todo el territorio español".
Esta circunstancia provocará, a juicio de Rivero, "que se incrementen las desigualdades y la falta de oportunidades de estas islas, que van a ver mermadas su capacidad de conectividad marítima".
En el relato de los hechos, el presidente recuerda que el pasado mes de julio quedó desierta la convocatoria del concurso de la línea marítima Canarias-Cádiz, por lo que el Gobierno de Canarias se dirigió al Ministerio de Fomento instando la prórroga del contrato en vigor, y que se consignaran los recursos económicos suficientes para que los operadores marítimos acudieran a dicha licitación.
Este concurso estaba dotado con 4,7 millones de euros y se encontraban incluidas las escalas con las islas de Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria, Tenerife y La Palma.
INCLUSIÓN DE LAS ESCALAS
El Gobierno de España prorrogó su contrato con Acciona Trasmediterránea con el compromiso de dotar con suficiente presupuesto el nuevo concurso.
De hecho, en todas las reuniones mantenidas con el director general de Marina Mercante, este garantizó la inclusión de las escalas en las islas no capitalinas que siempre habían sido objeto del concurso.
Sin embargo, el pasado 8 de enero se anunció la licitación sin que las escalas en estas tres islas fueran una obligación a cumplir por el adjudicatario, sino como una mejora en sus ofertas.