Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Robin Hood contra los bancos

Si Robin Hood viviera seguro que se habría fijado en los banqueros. Es lo que han debido de pensar los autores de una interesante iniciativa que circula desde hace tiempo por la red. Se llama “El Impuesto Robin Hood”.
Esta campaña pretende gravar con un 0,05% las transacciones financieras que se producen en el mundo. El dinero recaudado, que podría ascender a 400.000 millones de euros, se destinaría a combatir el hambre. Intermón se ha sumado a esta campaña y ha decidido aprovechar la reunión en Madrid de los ministros de Economía de la Unión Europea, para intentar introducir esta propuesta en sus agendas. 
La puesta en escena es llamativa y deja bien claros cuáles son los objetivos de la campaña. Quienes han causado esta crisis, dice Intermón, deben contribuir a aliviar sus consecuencias.
No es la primera iniciativa que se produce en este sentido. La ‘Tasa Robin Hood’, se asemeja a la ‘Tasa Tobin’, que se incrementa hasta el 0,1% de las transacciones globales. Los objetivos son similares y el hecho de que estas ideas cada vez sean más frecuentes es positivo.