Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rodrígez (CNMV) dice que España no se puede "permitir el lujo" de perder empresas con marca como Pescanova

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, ha afirmado este martes que España no se puede "permitir el lujo" de perder empresas con marca, como Pescanova, a la espera de que la propuesta de convenio de acreedores salga adelante.
Rodríguez ha indicado que desde la CNMV están haciendo un seguimiento "muy de primera mano" de lo que está sucediendo en Pescanova. "Nos interesa que nuestro mercado no se deteriore y siga adelante. No nos podemos permitir el lujo en España de perder empresas que tengan estas marcas. Espero que Pescanova siga", ha dicho.
Durante un desayuno informativo organizado por Cinco Días, Rodríguez ha recordado que en el momento en que salieron a la luz los problemas de Pescanova, el supervisor fue haciendo frente a los presuntos incumplimientos de la Ley del Mercado de Valores y fue respondiendo a ellos abriendo expedientes que en algunos casos han llegado hasta la Fiscalía.
Además, ha recordado que todo lo que afecta a la empresa se encuentra en la actualidad en manos de un juez y ha señalado que, de acuerdo con la Ley Concursal, cuando una empresa cotizada entra en concurso, es la CNMV quien tiene que proponer al administrador concursal.
Tras destacar que espera que el proceso judicial de Pescanova se cierre "con éxito" para que la empresa pueda seguir adelante, ha manifestado que la CNMV podría volver a tratar el tema en el caso de que una vez finalizado el concurso se viera implicado el mercado o algún accionista minoritario.
REFORMA DE LA LEY CONCURSAL
Por otra parte, la presidenta de la CNMV se ha mostrado a favor de la reforma de la Ley Concursal, ya que tiene como objetivo evitar que la crisis se lleve por delante empresas viables que están pasando por situaciones difíciles. Por ello, ve con buenos ojos que no sea necesario lanzar una OPA sobre una de estas compañías cuando un accionista supere el 30% del capital.
"La CNMV era la que interpretaba si la OPA era o no obligatoria, si esa OPA podía perjudicar el futuro a medio largo plazo de la empresa", ha apuntado Rodríguez, quien ha dicho que con las nuevas medidas que se incluyen en la Ley Concursal "será más fácil" que esa empresa se pueda reflotar y salir adelante. Así, ha dicho que en situaciones preconcursales o tuteladas por el juez no hace falta la opinión de la CNMV, sino tan solo el informe de un experto independiente que decida si debe o no haber OPA.
"En este momentos esta prescripción del 30% es para tutela judicial o preconcursales. Lo que se ha pretendido es procurar que nuestras empresas no desaparezcan. Es una medida transitoria", ha concluido, al tiempo que ha rechazado que esta nueva normativa beneficie a los 'hedge fun'.