Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roldán augura que el crédito verá "cifras positivas" a final de año si no hay "ningún accidente"

Aboga por aliarse con los nuevos competidores manteniendo la protección del consumidor
El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha augurado que el crédito bancario "verá cifras positivas" a final de año, siempre y cuando no haya "ningún accidente", y ha apuntado que en estos momentos en España se está atendiendo toda la demanda solvente de crédito, que es "la única manera" de que las entidades mejoren sus márgenes en un entorno de tipos de interés cercanos a cero.
Durante su intervención en los Desayunos Informativos de Europa Press, Roldán ha apuntado que a nivel sistema se están incrementando los requerimientos de capital de los bancos, lo que está provocando que se desplace la actividad financiera de las entidades a otro tipo de entornos, y ha puesto como ejemplo el Capital Markerts Union.
"Esto es un ejemplo de cómo se está intentado que al mismo tiempo que sabes que los bancos van a ser más selectivos en la financiación, generar alternativas de financiación en mercados. Es una reflexión que no podemos obviar", ha apuntado.
En este sentido, ha recordado que los reguladores siempre dicen que no hay evidencia de que unos mayores requisitos de capital lleven a un descenso de la oferta de crédito. Sin embargo, Roldán entiende que unos mayores requisitos de capital que presionan la rentabilidad harán que las entidades se centren en aquellos segmentos de negocio en los que tienen ventaja y abandonen otros donde no tienen posibilidades.
En este punto, el presidente de la patronal bancaria ha alertado de la necesidad de tener presente la transición en este proceso. "Cuidado no apretemos tanto a los bancos, que vamos a tener problemas de financiación en algunos países en menos de cuatro años sin que tengamos las alternativas de mercados de capitales todavía en vigor", ha advertido.
BUENOS RESULTADOS DE LA BANCA
En este contexto, Roldán cree que los resultados que han presentado las entidades españoles a cierre de 2015 han sido "suficientemente buenos" teniendo en cuenta los bajos tipos de interés y la necesidad de hacer provisiones puntuales para limpiar los balances como consecuencia de la crisis.
Así, ha querido comparar la situación de la banca española con la internacional y ha destacado que el modelo nacional permite rentabilidades más estables a lo largo del tiempo. "Es verdad que la mejora es muy lenta y no es suficiente para alcanzar el coste de capital, pero cuando se compara España con otros modelos de negocio, su modelo es menos volátil y más estable, donde no hay sorpresas negativas, a diferencia de otros bancos internacionales", ha dicho.
Para los próximos 24 meses, el presidente de la AEB prevé que el mantenimiento de los tipos de interés bajos en el corto plazo y la aplicación de las últimas novedades regulatorias afecten a la actividad de los bancos, así como la transformación tecnológica y los problemas a nivel de competencia, entre los que ha citado el 'shadow banking'.
Roldán ha insistido en la necesidad de que los bancos se hagan fuertes y no permitan que este entorno les impida acometer las inversiones necesarias para afrontar procesos como la digitalización, que les ayudará a ahorrar costes.
También ha abogado por aliarse con los nuevos competidores de tipo 'fintech' en el caso de ver que la competencia es "imbatible", al tiempo que ha pedido no rebajar las normas de protección al consumidor en el nuevo sistema.
"Igualdad de riesgos, igualdad de normas. No puede ser que promovamos la innovación tecnológica rebajando los estándares de protección al consumidor. Es un suicidio a medio y largo plazo, incluso en el corto", ha advertido.
COMISIONES
Finalmente, el presidente de la patronal bancaria ha hecho alusión al nuevo sistema de comisiones bancarias que entró en vigor el 1 de enero y que ha permitido la eliminación de la doble comisión.
Desde su punto de vista, la nueva normativa ha consentido que la gran mayoría de clientes bancarios en España no paguen por retirar dinero de cajeros y que, los que tienen que pagar, abonen cantidades inferiores a las que aportaban antes.
Roldán ha comparado la situación española con la americana, donde se está proponiendo situar en dos dólares el importe por la retirada de efectivo, algo que se ve como "revolucionario" cuando en España, pagar dos euros por este servicio, se considera un importe "elevado".