Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Romana no cree que la Sareb tenga que recurrir a capital adicional y confía en ingresar 7.000 millones más

La presidenta de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Belén Romana, no cree que el llamado 'banco malo' vaya a tener que recurrir a capital adicional en el horizonte de sus quince años de vida, y confía en poder ingresar 7.000 millones de euros más de lo estimado inicialmente en este periodo.
Así se ha pronunciado durante su primera comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso, donde ha defendido la "plausibilidad" del proyecto del Sareb, recordando que no sólo recibió "activos dañados" sino también productos financieros e inmobiliarios sanos de todo tipo.
"Además de vender podemos generar valor, y esto quiere decir que tenemos una solidez de recursos propios. Sareb, en estas condiciones, no necesitará recurrir a capital adicional. Tenemos una tremenda solidez en términos de capacidad de generación de caja para pagar la deuda y los intereses íntegramente para que Sareb no implique incremento de coste para los contribuyentes", ha explicado Romana.
REVISIÓN DEL PLAN DE NEGOCIO.
En este sentido, ha recordado que ahora los gestores del 'banco malo' cuentan con una "información mucho más granular" de todas sus carteras, gracias tanto a la propia actividad de la sociedad durante el año pasado como a la 'due diligence' que se realizó y que ha permitido obtener información mucho más completa y detallada sobre los activos, confirmando además que el traspaso de los activos se realizó a un precio "ajustado" al del mercado, lo que deja unos márgenes de venta muy estrechos.
Con estos datos adicionales sobre los activos se ha revisado el Plan de Negocio de 2014 y se ha podido llegar a la conclusión de que Sareb "tiene capacidad para incrementar los cobros en 7.000 millones de euros a lo largo de sus quince años de vida", lo que permitirá ingresar hasta 70.000 millones de euros en ese horizonte, que serán suficientes para pagar los 10.000 millones de euros estimados de intereses de la deuda y los 50.700 millones de la propia deuda avalada por el Estado.
Para conseguir estos ingresos adicionales, el 'banco malo' trabajará fundamentalmente en dos vías. Por una parte, en el desarrollo de productos inmobiliarios, con acciones como preparar suelo para comercializarlo, terminar obras en curso --sólo este año se destinarán 100 millones para concluir las 3.000 viviendas de 130 promociones-- o acometer "todo el ciclo inmobiliario" desde el suelo hasta la entrega de la vivienda "cuando la situación comercial sea razonable para cada proyecto".
Y, por otra parte, se aplicará una "visión industrial del alquiler", que pasa por "generar vías para poder alquilar inmuebles enteros" sin tener que esperar a que se venda cada piso. Y es que actualmente el 'banco malo' tiene en cartera unos 6.000 activos residenciales y de uso terciario que están alquilados desde antes de la transferencia, que podrían convertirse en "una fuente permanente de oferta de mercado de alquiler" incluso tras su venta a un privado.
Una opción que "no ha inventado" la Sareb, tal y como ha recordado su presidenta, sino que "se encuentra con frecuencia en mercados de alquiler muy desarrollados como el alemán o el holandés". "Y ya hay operadores en España interesados en esta opción", ha apostillado.
VENTA MINORISTA Y MAYORISTA.
No obstante, lo fundamental para el 'banco malo' seguirá siendo explotar al máximo su potencial comercial tanto entre los clientes minoristas --a través de las oficinas de las entidades financieras cedentes-- como entre inversores de tamaño medio a través de la propia web de la sociedad, que comercializa fundamentalmente activos "más complejos" como suelos u hoteles.
Y también, lógicamente, será necesario maximizar las ventas a los inversores institucionales (sobre todo internacionales) que llegan a Sareb por el canal mayorista para hacerse con grandes carteras de activos a través de procesos competitivos que permitan conseguir el precio más cercano posible al del mercado.
En este ámbito, Romana confía en que este año se podrán cerrar varias operaciones porque los inversores han pasado de "otear" el mercado a "operar" en él. "Ha habido una recuperación clara del interés", ha llegado a asegurar, subrayando la importancia de sacar a la venta los paquetes "con los volúmenes y los tiempos convenientes".
Con todo ello, el 'banco malo' pretende convertirse en "uno de los cinco primeros operadores del mercado", pasando de vender 25 inmuebles al día como se consiguió en 2013 a unos 30 inmuebles diarios. "Los dos primeros meses del año nos permiten ser optimistas en esta tarea", ha avanzado Romana.
CUENTAS 2013.
Con respecto al balance del año pasado, que arrojó unas pérdidas de 261 millones de euros, Romana ha negado que sean unos números rojos superiores a los esperados, recordando que en el Plan de Negocio ya se preveían unas pérdidas de 140 millones de euros antes de impuestos y provisiones, "una cifra muy similar a los 144 millones" que se han obtenido sin tener en cuenta el factor fiscal y los colchones de prudencia.9
De hecho, según la presidenta del 'banco malo' el desvío final se ha debido fundamentalmente a que el Plan de Negocio sólo recogía un "conocimiento somero" de los activos del Grupo 1 --Bankia, Banco de Valencia, Catalunya Caixa, Novacaixagalicia-- mientras que los del Grupo 2 estaban transferidos al 40% en ese momento.
Además, ha recordado que cuando el Banco de España publique su circular sobre el marco contable específico que deberá aplicar la Sareb se sabrá si "es preciso revisar el Plan de Negocio" de nuevo. En cualquier caso, el objetivo para este año es amortizar un 50% más de deuda que en 2013, hasta alcanzar los 3.000 millones de euros.