Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ros agradece a Rajoy la apuesta por el Parador de Lleida y loa la colaboración entre gobiernos

Afirma que este establecimiento permitirá aumentar el "atractivo turístico" de la ciudad
El alcalde de Lleida y presidente del PSC, Àngel Ros, ha agradecido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "apostar fuerte por el turismo de Lleida" a través del Parador Nacional que se ha inaugurado este jueves y a la que han asistido ambos.
En un discurso tras visitar las instalaciones, ha destacado que este parador es un ejemplo de los frutos que da la "colaboración" entre administraciones, ya que el Ayuntamiento y el Gobierno de España han trabajado juntos para que este jueves haya podido ver la luz.
También ha destacado que esta colaboración se produce en otros ámbitos de Lleida, como por ejemplo en la Seu Vella, donde la Generalitat y el Estado colaboran con el consistorio en varias remodelaciones para que consiga el objetivo de ser declarada patrimonio mundial de la Unesco.
El capítulo de agradecimientos del alcalde ha sido extenso, y se ha remontado a todos los ministros de Industria y Turismo desde el primer gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hasta ahora, y ha citado a José Montilla, Joan Clos, Miguel Sebastián, José Manuel Soria y el actual, Álvaro Nadal, también presente en la inauguración.
Además, ha señalado el papel fundamental que ha jugado la marca 'Paradores' para que se haya podido realizar uno en Lleida, el octavo en Cataluña y el número 96 en España, y ha concluido que entre todos se han vencido "las dificultades importantes" hasta poder tenerlo a punto.
Ros ha destacado las características arquitectónicas del establecimiento, que se encuentra en las antiguas dependencias de una iglesia y un convento con un claustro de "inspiración aragonesa", y ha dicho que esta obra contribuirá a potenciar zonas del casco viejo de la ciudad como el barrio judío.
PARADOR CON POLÉMICA
La inauguración de este parador, situado en el edificio del Convento del Roser en la calle Cavallers de Lleida, ha generado polémica en la ciudad ya que este convento es la ubicación en la que muchas entidades celebran la Diada del 11 de septiembre, pero el alcalde no ha hecho referencia explícita al tema.
Sí que ha explicado que en su día se estudiaron otros emplazamientos para este parador, como la Seu Vella o el castillo de los templarios de la ciudad, pero considera que su ubicación final es mucho más positiva porque permite "vertebrar la ciudad y el casco antiguo".
Ros ha concluido que el parador potenciará la ciudad para que tenga "un atractivo turística mucho más grande", además de que mejorará el posicionamiento de Lleida dentro del sector del turismo de patrimonio, naturaleza y gastronómico, un tipo de turismo de alto valor añadido, ha sentenciado.