Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rosell dice que CEIM dirá "en próximos días" quién sustituirá a Fernández como miembro de la Junta de CEOE

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha afirmado que la patronal madrileña CEIM dirá "en próximos días" a quién nombra como miembro de la Junta de CEOE en lugar de Arturo Fernández, después de que éste haya puesto su cargo a disposición de la organización confederal tras verse implicado en el escándalo de las 'tarjetas B' de Caja Madrid, en lo que el propio Fernández ha calificado como un "cese voluntario", pero no una dimisión.
A preguntas de los medios tras un acto en Toledo, Rosell ha recalcado que "la CEIM ha tomado dos decisiones, una ayer de abrir un proceso electoral para sustituir al presidente actual y hoy otra, que es sustituir a Arturo Fernández como miembro de la Junta Directiva de la CEOE". "En los próximos días nos van a decir a quién ponen en su lugar".
En este sentido, ha insistido en que CEIM y el propio Fernández como presidente han decidido dejar la Junta Directiva de la CEOE y sustituir a Arturo Fernández "por otra persona".
Sobre el ya expresidente de la patronal madrileña, ha dicho que con él tiene una relación "especial y entrañable". "Hace cuatro años no lo conocía y en cuatro años juntos solo puedo decir cosas positivas suyas", ha indicado, añadiendo que "al final ha tenido un tema en el cual se ha salido de la mejor manera posible para el bien de CEIM y de la CEOE".
"NO ENTIENDO POR QUÉ SON TARJETAS BLACK"
Sobre las 'tarjetas B' de Caja Madrid, ha dicho que es un tema "desgraciado" y que no entiende "por qué se les llaman black, si todas tienen número, foto y dirección".
"Creo que sería bueno por parte de Caja Madrid que explicase a quién se las dio, por qué se las dio, con qué características fiscales y qué ha hecho en cuanto a retenciones del IRPF", ha subrayado Rosell. "Sería bueno tener la máxima información para hacer una valoración de las consecuencias que ha tenido, pero visto por encima ha tenido una mala aceptación por parte de mucha gente".
Preguntado por si hay algo que reprochar a los usuarios de estas tarjetas, ha apuntado que "depende de qué le dijeron a cada uno al dárselas".
Ha recalcado que en su caso "nunca" ha aceptado tarjetas de las empresas en las que ha estado al margen de las suyas "para no tener problemas", pero en todo caso entiende que quien las tenga las utilice en gastos de representación "siempre y cuando sean gastos de representación".