Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rover Alcisa se adjudica el mantenimiento del AVE a Barcelona y la frontera francesa por 61,2 millones

Rover Alcisa se ha adjudicado el contrato de mantenimiento de la línea ferroviaria de Alta Velocidad (AVE) Madrid-Barcelona-frontera francesa por un periodo de cuatro años y un importe de 61,20 millones de euros.
Se trata del "contrato de mantenimiento de mayor importancia técnica y económica de la Alta Velocidad española", según informó la compañía.
Rover Alcisa se ha hecho con este contrato de Adif a través de su filial Iberovías y en consorcio con Coalvi. El proyecto abarca el mantenimiento de la infraestructura, la vía y los aparatos de la vía que abarcan tres bases. Una de ellas está situada en Montagud (Lleida), otra en Vilafranca del Penedés (Barcelona) y la tercera en Sant Feliu de Buixalleu (Girona).
Con este contrato, Adif pretende garantizar "en todo momento el óptimo estado de las instalaciones ferroviarias y su disponibilidad, eficacia, seguridad y funcionalidad, reduciendo al máximo la probabilidad de incidencias".
Por otro lado, Rover Alcisa se ha hecho también con uno de los tres tramos del AVE a Extremadura recientemente adjudicados por Adif. Se trata de los accesos a la Estación de Plasencia (Cáceres), presupuestados en 12,38 millones de euros.