Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Royal Dutch Shell gana un 45% menos en el primer trimestre por problemas en Asia y Europa

El grupo petrolero anglo holandés Royal Dutch Shell obtuvo un beneficio neto atribuido de 4.509 millones de dólares (3.261 millones de euros), un 45% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, por problemas en las refinerías de Asia y Europa, informó la compañía.
De este modo, en el beneficio neto está incluido un cargo de 2.580 millones de dólares (1.866 millones de euros) por el deterioro de refinerías de Asia y Europa, lo que equivale al 14% de los activos de la compañía.
La cifra de negocio de la compañía se situó en los tres primeros meses del año en 112.079 millones de dólares (81.063 millones de euros), un 3% menos que en el mismo periodo del año anterior.
Por su parte, los beneficios brutos de la compañía alcanzaron los 8.545 millones de dólares (6.180 millones de euros), lo que supone una caída del 36% en términos interanuales.
El consejero delegado de la petrolera, Ben van Beurden, señaló que los resultados del primer trimestre muestran "unos niveles más robustos de rentabilidad", aunque ha recordado que la empresa trabaja en un sector "con mucha volatilidad".
"Los objetivos que fijé a comienzos de 2014 no han cambiado. Estoy decidido a mejorar nuestra competitividad y a adaptar la compañía a los cambios de la industria", afirmó van Beurden.